La dramática inmolación de la “Raza Inmortal” en junio de 1959

    0
    9



    SANTO DOMINGO. La incursión revolucionaria del 14 de junio de 1959 fue diezmada rápidamente por las fuerzas represivas de la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo, pero su oneroso saldo en fusilamientos, torturas y persecuciones fue tan traumático para la sociedad que socavó las bases del cruento régimen.

    En la población causó angustia la crueldad de los suplicios y ejecuciones de los jóvenes expedicionarios, muchos de ellos pertenecientes a las clases medias y altas de entonces.

    De acuerdo al historiador Juan Daniel Balcácer, la sociedad dominicana sintió en lo más profundo del alma colectiva la forma brutal y despiadada con que el régimen atormentó y exterminó a los jóvenes sobrevivientes capturados.

    “ Y fue precisamente esa victoria moral y política de La Raza Inmortal ̶ como también se conoce a los mártires del 14 de junio ̶ el detonante que sacudió la conciencia dormida de muchos dominicanos, que se encontraba sumida en una pesadilla que había comenzado en aquella lejana mañana del 23 de febrero de 1930 cuando en Santiago de los Caballeros se iniciaron los primeros pasos efectivos que dio Trujillo para asaltar el poder con el derrocamiento el gobierno constitucional del ya anciano presidente Horacio Vásquez…”, agrega Balcácer en su obra “Trujillo el tiranicidio de 1961”.

    El ensayista subraya que después de la fallida experiencia del exilio, aumentaron las tentativas en el interior del país, para deponer al sátrapa, “puesto que la tarea de liquidar físicamente a Trujillo no parecía factible que se cristalizara desde el exterior”.



    Source link