EFE

  • “Si la ofensiva continúa, miles de civiles sirios morirán, miles más resultarán heridos, y centenas de miles se convertirán en refugiados”, advierte el enviado de la ONU para Siria, Staffan de Mitura.

La ciudad siria de Alepo puede quedar destruida en dos meses y medio y con “miles” de civiles muertos y heridos si la ofensiva gubernamental continúa, advirtió este jueves el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura.

Si la ofensiva continúa, miles de civiles sirios morirán, miles más resultarán heridos, y centenas de miles se convertirán en refugiados. Y de hecho la ciudad puede quedar destruida entre dos y tres mes, esto es algo que no debería ocurrir”, afirmó el mediador en una rueda de prensa en Ginebra.

Mistura ha señalado que el conflicto en Siria ha entrado en una “situación de emergencia” tras la decisión de Estados Unidos de suspender la cooperación con Rusia para intentar lograr un alto en fuego.

“Nadie puede negar que estamos en una ‘situación de emergencia’ con respecto a Siria, con respecto a Alepo, y con respecto al futuro de este conflicto”, dijo en rueda de prensa el mediador.

De Mistura definió la decisión de suspender la cooperación bilateral de “desafortunada y triste” y asumió que es “un serio contratiempo“.