EFE

  • El sospechoso, en busca y captura y “peligroso” es un sirio de 22 años llamado Jaber Albakr que llegó el año pasado solicitando asilo y se desconoce si va armado.
  • Desde este sábado se lleva a cabo una gran operación policial para buscar al presunto terrorista sirio que poseía explosivos en su casa de Sajonia.
  • Este suceso según el ministerio del Interior alemán corrobora que el país germano sigue “en el punto de mira del terrorismo” y el riesgo potencial que sufre.
  • La policía informa de que han redoblado la vigilancia en zonas críticas y que se han reforzado los controles en los accesos de los aeropuertos hasta este lunes, como mínimo.
  • El portavoz de Interior ha admitido que “no se puede descartar” que hechos como “los de Francia y Bélgica” sucedan en Alemania.

Sajonia

La policía alemana ha reforzado la seguridad en estaciones de tren y aeropuertos dentro de la operación para detener a un presunto terrorista sirio en cuya vivienda en Chemnitz, en el este de Alemania, en Sajonia, se encontraron este sábado explosivos.

El Ministerio de Interior subrayó este domingo a través de un portavoz que Alemania sigue “en el punto de mira del terrorismo internacional” y que estos hechos sólo vienen a corroborar la valoración del Ejecutivo sobre el riesgo potencial que sufre el país.

La policía federal informó en un comunicado de que ha redoblado la vigilancia en todo el territorio nacional este fin de semana, algo que “afecta especialmente a las infraestructuras críticas”, en palabras de su portavoz, Ivo Priebe.

Este término incluye aeropuertos, estaciones de tren y otros edificios y elementos relacionados con la prestación de servicios básicos para la población como centrales eléctricas, redes de distribución y canalizaciones de agua.

Los dos aeropuertos de Berlín, que se encuentra a unos 250 kilómetros de Chemnitz, reforzaron los controles en los accesos ya el sábado por la noche y los van a prolongar como mínimo hasta el lunes, como informó la policía de la capital alemana.

Además, la policía federal colabora en las labores de búsqueda y captura del sospechoso, identificado como Jaber Albakr, un sirio nacido el 10 de enero de 1994 en una localidad próxima a Damasco y que, según el semanario Der Spiegel, llegó a Alemania el año pasado y solicitó asilo.

La policía, que tuvo que detonar de forma controlada los explosivos que halló en el domicilio del fugado, cree que el presunto terrorista puede ser “peligroso” y desconoce si va armado.

Por su parte, el portavoz del Ministerio de Interior recordó que Alemania “no puede descartar” que hechos como los “que también hemos visto en Francia y Bélgica” sucedan en su territorio.

No obstante, subrayó que la operación antiterrorista del sábado muestra, asimismo, que las fuerzas de seguridad de Alemania “están muy atentas”.