La presión tributaria retrocederá a 13.9 % en el año 2020

0
31



La presión tributaria en República Dominicana, una de las más bajas de América Latina, había mejorado durante los últimos años, pero las presiones de gastos y la rigidez para hacer reformas tributarias debido al cercano proceso electoral, en un escenario internacional de marcada incertidumbre, provocarán que la capacidad recaudatoria del Estado dominicano retroceda por primera vez en varios años.

De acuerdo al proyecto de Ley de Presupuesto General del Estado 2020, la presión tributaria cerrará en 13.9 % el próximo año, un 0.1 punto menos que la estimación de 14 % para este año. El propio documento revela que la capacidad de recaudación había pasado desde 13 % en el año 2012 hasta el 14 % que exhibirá este año, para luego retroceder levemente.

Durante los últimos años las autoridades económicas han destacado que el avance que se ha registrado en materia recaudatoria ha sido sin necesidad de realizar una reforma fiscal, que es uno de los mandatos incumplidos de la Estrategia Nacional de Desarrollo, y que fue pospuesta para después de las elecciones presidenciales de 2020.

El proyecto de Presupuesto General del Estado 2020, que fue entregado este martes al Senado, mantiene la necesidad de aplicar medidas administrativas para mejorar la recaudación. “No se crearán nuevas cargas impositivas, tasas o contribuciones, ni se hará una ampliación de la base tributaria o gravámenes especiales que recaigan directa o indirectamente en la población”, reza el texto.

No obstante, el documento señala que se creará un Impuesto a los Servicios Digitales, que gravaría la “venta de contenidos digitales de plataformas internacionales, a partir del año 2020”, señala. También, se comenzará a cobrar el impuesto de 1% a las ventas brutas de los casinos y juegos de azar, un tributo previsto en la Ley No. 139-11 que no se había empezado a cobrar.

En otras medidas, se elaborará una norma de pago y reembolso para los alcoholes y cigarrillos exportados hacia Haití, se establecerá un marco normativo para definir la ganancia de capital y cobros, se regulará el ITBIS de las ventas en puertos, culminará la revisión de la normativa de precios de transferencia y se iniciarán los reportes país por país de intercambio de información con fines tributarios.

Por otro lado, nuevamente la Dirección General de Impuestos Internos no aplicará para el próximo año el ajuste por inflación a las escalas establecidas para el Impuesto sobre la Renta (ISR) de las personas naturales y residentes o domiciliadas en el país.

¿Cuáles serán los supuestos macroeconómicos para 2020?

Esta serie de medidas enfocadas a asegurar los ingresos presupuestarios del próximo año, estimados en 750,823.35 millones de pesos sin incluir las fuentes financieras, se aplicarán bajo un escenario de metas macroeconómicas que indican que la economía dominicana crecería 5 % en 2020, mientras que la inflación se aceleraría hasta 4 % para ese año, mientras que la depreciación del peso dominicano sería de 4.5 %, para una tasa de cambio promedio de 53.56 pesos por dólar.

Entre tanto, la proyección de precio petrolero para el próximo año es de un barril a 59.1 dólares, y la onza troy de oro a 1,390.8 dólares.

Entre tanto, el total de gastos (sin aplicaciones financieras) será de 861,074.37 millones de pesos. De esta manera, el resultado financiero será deficitario en 110,251.02 millones de pesos.

Las opciones del gobierno tanto para recortar gastos como para asignar nuevos egresos son difíciles. En el propio proyecto de Ley de Presupuesto General del Estado 2020 las autoridades revelan que la rigidez del gasto es elevada y que está en torno al 90.1 % del total de egresos. Cita como causas de esa poca maniobra presupuestaria “los compromisos asumidos por el Estado, como el incremento del salario mínimo y las pensiones que tuvieron lugar durante el mes de abril de 2019, que impactarán la ejecución del presupuesto de 2020, el aumento del personal de los hospitales como resultado de la ampliación de su planta física y su renovación tecnológica, así como la celebración de las elecciones municipales, presidenciales y congresuales del próximo año, entre otras medidas”.

El proyecto presupuestario indica que los servicios sociales representan un 46.8% del total estimado para 2020, porción que estará dirigida, sobre todo, “a incrementar la cobertura y calidad de la educación, salud y protección social”.



Source link