web
statistics
Economía

La rentabilidad y la rapidez de alquiler, los dos motores que empujan la vivienda turística

La rentabilidad y la rapidez de alquiler, los dos motores que empujan la vivienda turística

H. M. G.

  • Ocho de cada diez arrendadores de vivienda estiman que el alquiler turístico compensa más que el residencial, sobre todo por rentabilidad y rapidez.
  • Los propietarios calculan que obtienen un rendimiento hasta un 15% poniendo su casa a disposición de turistas, que a residentes locales.
  • Encontrar a un inquilino turístico es también más rápido gracias a las plataformas online y al contexto de récords continuos de llegadas de turistas.
  • “Hay más posibilidades de ingresos por la alta rotación de inquilinos y el desembolso en cortos periodos de tiempo”, dice Beatriz Toribio, de Fotocasa.

El boom de los alquileres turísticos supone un problema para los inquilinos en determinadas ciudades porque, ante la falta de oferta de alquiler residencial, los precios se disparan. Es la ley del mercado: siempre habrá alguien que pagará más por hacerse con la casa deseada si la demanda supera al producto apetecido. Pero también supone un debate mental para el propietario: ¿pongo mi piso en alquiler residencial, o lo dedico al alquiler vacacional?

Según el estudio “El alquiler turístico, un mercado al alza” publicado este lunes por Fotocasa, los propietarios lo tienen claro. El 81% de los arrendadores que pusieron su vivienda a disposición de inquilinos a través de este portal inmobiliario, consideran que alquilarlo a turistas les compensa más que dedicarlo a un residente con un compromiso de larga duración.

Los propietarios alegan dos motivos fundamentales. El primero —el 62% lo comparte— es meramente económico: con el alquiler vacacional obtienen un de 5% a un 15% más de rentabilidad que si dedicasen la vivienda a un residente de la zona. “Ven mayores posibilidades de ingresos en el alquiler vacacional por la alta rotación de inquilinos y el desembolso que realizan por cortos periodos de tiempo”, explica Beatriz Toribio, responsable de Estudios del portal.

Basta navegar por las apps de alquiler para que estas cuentas se expliquen solas. Un piso de 90 metros cuadrados y tres habitaciones en Lavapiés —un barrio céntrico que últimamente soporta el apodo de “el hotel de Madrid”— se alquila actualmente a través de AirBnB por 168 euros por noche, con capacidad de alojar a nueve personas. Si se alquilase en este régimen los 30 días del mes, el propietario recibiría 5.040 euros mensuales. En la aplicación de Fotocasa, una vivienda similar dedicada a un residente se cobra de 900 a 1.700 euros. La diferencia es apreciable.

La segunda causa (50%) es la rapidez con la que se encuentra un inquilino. El contexto de seis años consecutivos de récords en las llegadas de visitantes extranjeros —una tendencia al alza que este año se mantiene— y la existencia de nuevas plataformas online (como AirBnB) que facilitan la puesta en contacto del turista con el propietario, favorecen encontrar un ocupante rápidamente para la vivienda, especialmente si es céntrica. “La creciente demanda está convirtiendo a este mercado en una opción muy atractiva”, explica Toribio.

Economía

More in Economía