La última de Mourinho: rueda de prensa de tres minutos a las 8 de la mañana

0
5

SPORTYOU

  • El entrenador del Manchester United no estaba de humor para recibir a la prensa antes del partido con el Newcastle.
  • Su puesto está en peligro tras los malos resultados del equipo.

José Mourinho ha vuelto a sacar su lado más amargo a la hora de dirigirse a la prensa. El portugués está muy señalado, tras el mal momento deportivo que atraviesa el Manchester United, y las críticas sobre él arrecian desde la prensa.

Sólo hay que ver su última rueda de prensa. Convocada a primerísima hora del viernes, a las 8 de la mañana, sólo tardó tres minutos en despachar a los periodistas que le preguntaron sobre la situación del equipo, antes del Newcastle de Rafa Benítez.

A la crisis que atraviesa respondió con monosílabos y poco más: “Por muchas razones diferentes” (motivos de las últimas derrotas), “No” (sobre si puede decir alguna de esas razones), “Sí, lo acepto” (sobre la estadística de que es la primera vez desde 1999 que no ganan cinco partidos). Ni siquiera respondió a la pregunta de si los fans están seguros de que está dándolo todo, sólo gesticuló.

Más elocuente estuvo a la hora de hablar del conjunto de Benítez: “Estamos al principio de octubre y si miras las tablas de clasificación de Europa, muchos liderazgos de septiembre y octubre no señalan lo que va a pasar en los próximos meses y al final de la temporada. Estamos en una posición en la que podemos hacerlo mucho mejor, y para hacer eso necesitamos puntos. Puntos que perdimos en los últimos dos partidos. Un punto de los últimos seis. Para mejorar esa posición sabemos lo que hace falta, pero sabemos que nuestro rival por diferentes razones necesita también esos puntos”, dijo.

Sobre Benítez, con quien no le une una gran relación, Mourinho señaló: “Tiene un muy muy buen entrenador, que siempre está muy bien organizado, especialmente contra equipos de la parte alta de la tabla. El técnico es brillante analizando a los oponentes y sacando cómo pararles. Los resultados que ha tenido contra los equipos ‘top’ no les han dado puntos, aún,  esta temporada, pero les han dejado resultados muy cercanos. Es lo que esperamos”.

Con cara seria y notablemente astiado de que los periodistas le insistieran, Mourinho repasó los datos de los últimos encuentros: “Sólo una derrota en casa, sólo una derrota en los últimos siete partidos, pero sin victorias en casa en los últimos tres partidos. Tres empates, no es el sentimiento de la derrota, ni la felicidad de la victoria. Sí, es importante para nosotros ganar el partido del sábado”, dijo, irónico.