10/11/2016 8:31:58
La tecnología al servicio de los novios hoy permite capturar imágenes espectaculares y poderosas tomas aéreas gracias a la irrupción de estos robots no tripulados.


Sobrevolando diversas escenas como la casa de los novios, la salida de la iglesia, la sesión de fotos o la recepción, el dron captura momentos emblemáticos del casamiento desde un ángulo al que sólo éste puede acceder.

Corresponde a un exclusivo servicio que cada vez gana más terreno en lo que a eventos nupciales se refiere. Ideal para jardines o espacios abiertos.

¿Qué es un dron?: Se trata de un vehículo aéreo no tripulado, capaz de ser comandado a distancia. Según el uso que se le quiera dar, existen drones equipados con cámaras infrarrojas, GPS y láser, siendo en este caso una cámara de video la que permite registrar las imágenes desde las alturas.

A nivel técnico, un dron ideal para este tipo de eventos debe estar equipado con una cámara de alta definición de 1080p, equivalente a una GoPro 3. Al encontrarse en el aire, la cámara se puede mover de arriba hacia abajo, o de forma lateral con el mando del aparato. Habitualmente, las baterías permiten unos 15 a 20 minutos de vuelo ininterrumpido.

En Chile son cada vez más las empresas que ofrecen este servicio, las cuales trabajan con equipamiento de última generación y cámaras Full HD acopladas a los drones. Además, entregan los videos con un tratamiento técnico, estético y musical en post-producción, acompañados de un pack de fotografías con dron si los novios así lo desean. Tanto los videos como las fotos pueden ser captados de baja, mediana o gran altura.

Es posible acceder a este servicio a partir de los $70.000 en promedio.