Las quiebras empresariales disparan la subasta de garajes, coches, locales comerciales, naves y hasta hoteles

0
161

El incremento de los concursos de acreedores y las quiebras empresariales derivadas de la pandemia de coronavirus están provocando, a su vez, un aumento de las subastas de activos. Coches de lujo, locales comerciales, despachos, naves y hasta hoteles se pueden adquirir por internet a precios inferiores a su valoración estimada. Joaquín Oliete, CEO de eactivos.com, explica a 20minutos cómo funciona el proceso de las subastas.

¿Cómo está afectando la crisis del coronavirus a las subastas de activos en general, y en concreto a las extrajudiciales?

El número de concursos de acreedores se está incrementando notablemente, tanto de personas físicas como jurídicas, aun cuando se ampliaron los plazos hasta el 1 de enero de 2021 para que las empresas pudiesen reconducir su actividad tras el estado de alarma. Se esperan incrementos muy importantes de aquí a final de 2020, en relación con el número de concursos presentados en el año 2019.

Las subastas extrajudiciales han experimentado un incremento exponencial al haberse decretado en la ley 16/2020 la realización de todas las subastas concursales a través de entidad especializada.

Las previsiones económicas apuntan a un incremento muy importante de las quiebras empresariales, ¿prevén una avalancha de concursos de acreedores a partir de septiembre?

A partir de septiembre, plazo en el que se estableció el inicio de presentación de nuevos concursos, se prevé que en los juzgados de lo mercantil se produzca un colapso si no se toman medidas de refuerzo. Este es el motivo por el que el Ministerio de Justicia ha determinado que todas las subastas que se tengan que realizar durante un año desde la declaración del estado de alarma se realicen a través de entidad especializada evitando así la publicación de estas a través del BOE, gestión que deberían de llevar a cabo los letrados de la administración de justicia, como venían haciendo hasta ahora.

Esta es una de las medidas que se han determinado de refuerzo en los juzgados de lo mercantil pero no serán suficientes si no se refuerzan los equipos de trabajo.

¿Cómo puede incidir esa avalancha en las subastas de activos?

Es necesario disponer de una herramienta automática de gestión de activos que esté protocolizada y auditada. Nuestra plataforma, con ISO 27001 en seguridad de la información, está diseñada exprofeso para gestionar cientos de subastas a la vez, subastas que pueden finalizar en el mismo momento. El protocolo judicial exige notificar a las partes intervinientes, administración concursal y acreedores, de manera fehaciente y notarial. Es necesario enviar emails certificados y en tiempo real sobre el inicio de subasta y durante el proceso de recepción de ofertas.

Los postores deben disponer de certificaciones sobre el registro de las ofertas, ofertas superadas para que puedan ser mejoradas. Los acreedores privilegiados asignados a cada activo reciben notificaciones para poder intervenir. Los administradores concursales deben recibir informes de estadísticas de las subastas finalizadas con toda la información pertinente sobre lo sucedido en la misma y descargable en tiempo real durante el proceso y a la finalización del mismo.

¿Qué activos son los que más se están liquidando?

Los activos que más se van a liquidar van a ser activos inmuebles. Locales comerciales que han tenido que cerrar, hoteles, naves, despachos, garajes…

¿De qué sectores principalmente son las empresas que están entrando en concurso de acreedores?

Fundamentalmente del sector servicios.

¿Y cuáles son los activos más curiosos o infrecuentes que subastan?

Nosotros somos expertos en gestión concursal y venta de activos inmobiliarios y mobiliarios, como vehículos. No solemos subastar activos infrecuentes a no ser que procedan de particulares. En este caso en la plataforma también se han subastado obras de arte, joyas y piezas de colección.

¿Qué se necesita a nivel tecnológico?

Es necesario disponer de paneles realizados a medida dependiendo el perfil de cada usuario, ya sean postores, acreedores privilegiados, administradores concursales o asistentes del despacho para poder descargar informes en tiempo real.

Si las entidades nombradas no disponen de sistemas software automáticos, desarrollados específicamente para el desarrollo y gestión de información, que sean transparentes y accesibles no tendrá capacidad para poder gestionar las mismas, primero por la falta de capacidad de intervención de cientos de postores a la vez, y segundo porque si no tienen automatizados los procesos judiciales establecidos en una subasta será un caos.

¿Qué tiene que hacer una persona corriente para poder participar en una subasta?

Acceder desde un ordenador a la web, registrarse con sistemas de certificación y validación de usuarios, DNI, móvil y email.

¿Cómo se garantiza la seguridad jurídica en todo el proceso online?

Hemos desarrollado una plataforma que incluye distintos perfiles de usuarios. Cada tipo de usuario dispone de unos permisos para poder acceder a la información que se genera en la plataforma dependiendo el estado en el que se encuentre el activo, programado, activo (recibiendo ofertas), Finalizado, Rematado y Adjudicado.

Los usuarios de la plataforma, Postor, Administrador Concursal, Acreedor Privilegiado, Juez, Letrado de la administración de justicia, disponen de permisos para poder visualizar y descargar información que permite verificar en tiempo real la idoneidad y registro de datos del proceso de realización garantizado la seguridad jurídica entre lo que está sucediendo en cada momento y en el término de cada subasta.

¿Cómo funcionan los protocolos de seguridad?

Para poder garantizar la seguridad jurídica existen más de 1.000 protocolos programados informáticamente que están automatizados y que se activan dependiendo de la situación que se produzca en cada momento. Para ello ha sido necesario programar para que cada perfil y situación de activo que se realicen unas funciones distintas y específicas dependiendo el tipo de usuario que demanda información o que actúa en la plataforma.

Entre otros, dependiendo de cada actuación que se realiza, se llegan a enviar 200 tipos de emails distintos y se generan informes accesibles y distintos para cada perfil. Los responsables del concurso, ya sea la administración concursal o la propia administración de justicia, Jueces y Letrados de la administración, pueden acceder en cada momento para verificar la transparencia de funcionamiento de la herramienta de gestión.

Hemos necesitado 10 años para llegar hasta aquí disponiendo de un software de gestión que está vivo y que permite ampliar las exigencias que nos traslade la administración de justicia. El código fuente que compone la plataforma de subastas Eactivos.com dispone de 834.225 líneas de código fuente programadas.

¿La actividad de entidades especializadas externas al juzgado están ayudando a desatascar el colapso judicial?

Desde luego que sí. Las entidades especializadas permiten externalizar la mayor parte del proceso de ejecución forzosa que, en el concurso de acreedores, se articula a través de la conocida liquidación concursal.

Es sabido que las liquidaciones concursales se han venido entorpeciendo precisamente con el colapso de los Juzgados de lo Mercantil, condicionando en gran medida la actuación de los administradores concursales cuando dependen del dictado de resoluciones judiciales para avanzar en los procesos de realización, cuya resolución con frecuencia se demoran sobremanera.

Esta externalización estamos seguros que permitirá acortar sustancialmente los plazos de la liquidación y permitiendo a los Jueces de lo Mercantil,  a los Letrados de la Administración de Justicia  y en general a la Oficina Judicial aplicar su esfuerzo y medios al resto del proceso concursal para el que son indiscutiblemente necesarios.

¿Si se evita el colapso aumentan las posibilidades de sobrevivir de una empresa en concurso de acreedores?

Creemos que sí. Uno de los problemas fundamentales que tienen en nuestro país el uso de los remedios concursales a las situaciones de crisis empresarial es el descrédito y desconfianza que generan entre los operadores de la empresa, al contrario de lo que ocurre en otros países de nuestro entorno europeo.

La tramitación del concurso afecta normalmente a la actividad de las empresas que encuentran serias dificultades de acceso al crédito tanto de entidades financieras como de proveedores. Ese escenario deteriora la viabilidad de las empresas en concurso, esto es indiscutible.

Toda medida que permita a los jueces de lo mercantil agilizar la tramitación de los concursos de acreedores va a garantizar también la viabilidad de las empresas.

La liberación de funciones impropias e innecesarias del juez del concurso redunda en la aplicación de medios y esfuerzos a la tramitación de otras fases del concurso, lo que permite agilizar su conclusión en beneficio de la conservación de la empresa.

En estos tiempos la supervivencia de las empresas en crisis es esencial. Incluso en fase de liquidación, la propia Ley Concursal prioriza en la liquidación esta finalidad al establecer con carácter prioritario la venta de la unidad productiva en funcionamiento, con conservación de empleo, frente al desmembramiento de los activos singulares de la empresa. El acortamiento del proceso de venta de la empresa garantiza en mayor medida su viabilidad.