Los escándalos de corrupción que han sonado en la OISOE

    0
    60



    La Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), cuyo final está “decretado” para el próximo 16 de agosto, cuando se inicie el gobierno de Luis Abinader, ha sido escenario de cuestionamientos y escándalos de corrupción en los últimos años.

    Uno de los casos más notorios lo destapó el arquitecto David García, quien se suicidó en un baño de la institución y con una nota que dejó, puso en evidencia la corrupción interna en esta dependencia.

    En la nota, García acusó a Alejandro de los Santos y a Joel Soriano, empleados de la institución pública, de extorsionarlo con quitarle una obra que ganó si no tomaba créditos en financieras vinculadas.

    “Me dejé llevar de promesas por parte de Joel Soriano y Alejandro de los Santos, incurriendo en deudas que me son imposible de pagar, pues ellos se han ido quedando con todo”, decía lo nota.

    En 2017, De los Santos, quien era el encargado del Departamento de Edificaciones Escolares de la OISOE, fue condenado a seis años de prisión; mientras fueron sentenciados a cinco años Julio Rafael Pérez Alejo, Joel Soriano y Juan Ernesto Romero Pérez.

    Y, como los casos de corrupción en esta institución no son nuevos, hay que remontar varios años atrás, cuando el actual senador de San Juan, Félix Bautista, estuvo al frente de la institución.

    En el primer gobierno de Leonel Fernández (1996-2000), Bautista fue subdirector de la OISOE y seis meses después, fue su director hasta el inicio de la administración de Hipólito Mejía en el 2000.

    Durante su gestión fue acusado por supuestamente sobrevaluar la construcción de la carretera San Juan Vallejuelo por unos RD$50 millones. Fue descargado de la acusación y volvió a dirigir la OISOE en 2004, tras regresar Fernández al Palacio Nacional.

    También fue cuestionado por el Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (Codia) de sobrevaluación en la reparación de calles en San Pedro de San Pedro de Macorís. Además, se le cuestionó por inaugurar obras que no necesariamente estaban concluidas.

    Otro escándalo en el que estuvo envuelta la OISOE fue la remodelación del Hospital Docente Universitario Dr. Dario Contreras. Su remozamiento empezó en 2013 con un presupuesto inicial de RD$886 millones, y terminó siendo construido con un costo de RD$1,500 millones.

    El entonces director de la OISOE, Miguel Pimentel Kareh, negó que la remodelación del centro de salud fuera sobrevalorada.

    Los temas de corrupción en la OISOE son de relevancia después de que el presidente electo, Luis Abinader, anunciara este martes que en su gobierno eliminará dicha institución.

    El anunció de la eliminación lo hizo en un tuit, a través de su cuenta personal, pero no dio detalles sobre hacia dónde se dirigirán las funciones que tenía a su cargo la OISOE.

    Sin embargo, en una entrevista que dio en octubre de 2019 a Carolina Santana mencionó que fusionaría la labor de la OISOE con la del Instituto Nacional de la Vivienda (INVI).

    Tras el anuncio, aparecieron las reacciones en las redes sociales, en su mayoría en apoyo a que se elimine la institución, pero también hubo voces que pidieron que se haga una auditoría.

    Una herencia de Balaguer

    La OISOE fue creada mediante decreto en 1987 por el expresidente Joaquín Balaguer. Originalmente, como su nombre lo indica tenía la misión de supervisar las obras de interés del mandatario, pero luego terminó convirtiéndose en ejecutora paralela al Ministerio de Obras Públicas, con la asignación de un presupuesto millonario.

    Para este año, la OISOE tiene presupuestado RD$8,679,779,575, con una nómina de 481 empleados.



    Source link