Los préstamos a futuro que toman peloteros RD, ¿seguro o hipoteca?

    0
    55



    Con 16 años en 2011 Franmil Reyes recibió un bono de US$700,000, pero su desarrolló en ligas menores fue lento y ese poder que exhibía en los try-outs no apareció en juegos hasta 2017 cuando finalmente llegó a Doble-A, en su sexta temporada. Su primera visita a Spring Training fue una invitación fuera de roster en 2018 y tras comenzar esa campaña en Triple-A con 16 vuelacercas en 58 partidos entonces fue llamado a Grandes Ligas en mayo para dar otros 16.

    El curso pasado, ya con 24 años, La Mole explotó con 37 bambinazos entre San Diego y Cleveland. Con esa edad, demostración de fuerza y escaso tiempo de servicio (un año y 115 días) reunió el perfil que empresas de capital de riesgo deportivo buscan para ofrecerle préstamos a pagarse a futuro.

    En ese rubro aparecen unas como Fantex, que presta dinero a jóvenes promesas a cambio de porcentajes vitalicio a salarios profesionales. Así, Maikel Franco a finales de 2015 cuando no había ganado sus primeros US$500,000 tomó un adelanto de US$4,350,000 para pagar el 10% de todo el dinero que devengue en sus futuros salarios en el Big Show. Desde entonces debe haber pagado US$1,217,750 de los US$12,177,500 que ha recibido.

    Otros criollos que han hecho acuerdos en similares condiciones son Fernando Tatis III y Francisco Mejía. Esta empresa dice en su página web que inicia con opciones de US$50,000 por el 1% de un jugador de liga menor, pero puede variar de acuerdo a las proyecciones.

    Pero Reyes, a quien el tiempo en ligas menores parecía acabarse hace dos años, apeló por otro modelo. El jardinero nacido en Palenque, San Cristóbal, le dijo a Yancen Pujols en su canal de YouTube que optó por un préstamo de US$4,8 millones con RockFence Capital.

    Es otra empresa de riesgo. En este caso, entrega el dinero por adelantado bajo la condición de pagarse una vez el pelotero firme un contrato. Una fuente que asesora a peloteros dijo a DL que esa firma presta a una tasa que ronda el 12-14% anual a un máximo de siete años y estima que en esa escala Reyes tendría que pagar hasta US$8 millones para saldar la deuda. Las primeras tres temporadas que el jugador gana el mínimo debe pagar no menos de US$70,000 y va subiendo en los otros tres de arbitraje.

    Si el jugador no alcanza ese recorrido y queda libre sin conseguir más trabajo en la MLB entonces el inversionista perdió ese dinero.

    Reyes dice que compró 25 vehículos, entre ellos el Lamborgini de su sueño (como auto regalo de cumpleaños) por el que pagó US$345,000 y siete casas. “Yo en verdad lo tomé porque yo tenía mucha necesidad, mi familia viene de abajo”, dice en la entrevista, realizada en Estados Unidos.

    “Mi familia es muy unida y mi abuelo tuvo, aunque no lo crean (entre risas) 21 hijos, son muchos. Entonces, yo tomé ese dinero porque yo sabía que tenía la oportunidad de ayudar a mi familia con algo alante, tengo que pagar ese dinero para atrás más intereses, cuando firme mi contrato en Grandes Ligas, el día que firme pago eso”, explicó el escogidista.

    Reyes no es el cliente más prominente de esa empresa. El fenómeno venezolano Ronald Acuña tomó un préstamo por US$10 millones en 2018 bajo condiciones similares y lo pagó una vez rubricó su extensión por US$100 millones en 2019 por ocho cursos, de acuerdo a Ken Rosenthal, de Athletics.

    Reyes solo ha ganado US$870,000 antes de impuestos en la temporada y media que llega como ligamayorista.

    ¿Qué garantía tiene de que firmará ese contrato al que hace referencia? Entre 1956 y 2014 llegaron 495 nativos de la República Dominicana a las Grandes Ligas, según datos compilados por DL desde Baseball-Reference. Sin embargo, de esos hubo 306 cuyas carreras solo llegó al quinto año, por lo que no alcanzaron los seis de servicios requeridos para la agencia libre, donde se negocian los acuerdos importantes.

    Con 25 años recién cumplidos, Reyes pelearía su salario en arbitraje a partir de 2022 y no llegaría a la agencia libre hasta 2025, si todo va bien, a menos que ya sea Cleveland u otro equipo le ofrezca una extensión para un gigante de 6’5 y 275 libras con el potencial para disparar 50 cuadrangulares.

    El experto consultado por DL estima que Reyes debería ganar unos US$16 millones (tomando en cuenta que más de un 44% del dinero se queda en impuestos) para liquidar lo que ha tomado. Otra fuente aseguró que en 2016 había tomado otros US$400,000 por el 10% de sus ganancias a futuro.

    Pero es un dinero que, bien invertido, puede representar un seguro de vida para un pelotero en el tan competitivo béisbol de la MLB. Franco habría rechazado una extensión de US$39 millones en 2016 con los Filis, pero sus bonos desde entonces no han ido para arriba, con bajada a ligas menores incluida y es una interrogante que se tope con esa plata. A punto de cumplir 28 años tiene en Kansas City la oportunidad de repuntar su carrera.



    Source link