Los referís se alistan también para reanudación de la NBA

    0
    43



    Los árbitros de la NBA no han tenido la misma oportunidad que los jugadores para recuperar la forma física tras el parón que provocó la pandemia de coronavirus.

    Hace unas semanas, los jugadores regresaron a las canchas. Pasaron un buen tiempo en entrenamientos individuales antes de que pudieran practicar en grupo, cuando los 22 equipos arribaron a la “burbuja” en Walt Disney World.

    Los referís no tuvieron siquiera esa oportunidad.

    Por el momento están un poco ansiosos, debido a que los partidos de exhibición —la primera oportunidad que tendrán los árbitros de hacer algo en casi cuatro meses y medio— inician la próxima semana.

    “Nuestros referís son profesionales y vendrán listos para trabajar”, dijo Monty McCutchen, vicepresidente de la NBA y director de desarrollo y entrenamiento de árbitros. “Desde el punto de vista mental, realmente nunca nos tomamos tiempo libre”.

    En términos generales será una situación normal para los árbitros, aunque con dos evidentes diferencias.

    La primera será que el centro de repeticiones en video operará desde Secaucus, Nueva Jersey, pero los referís asignados para asistir en estas circunstancias estarán en Disney. Esto se debe a que no tenía sentido en la logística enviar a los árbitros a la zona de Nueva York y hacer que se apegaran a una serie de lineamientos, incluidos 14 días de cuarentena antes de estar habilitados para el trabajo.

    Los árbitros encargados de la repetición trabajarán desde un remolque en la base de transmisión afuera de las tres arenas que se utilizarán para los partidos —con las modificaciones para mantener el distanciamiento social.

    “Es importante que sigamos el proceso, queremos que los mejores trabajen aquí, los que se ganaron ese derecho”, dijo McCutchen.

    La otra diferencia será el ruido, o más bien, la falta de éste.

    No es secreto que hay burlas, críticas y protestas entre jugadores, entrenadores y referís en los juegos. Cuando las gradas están desbordadas con 20.000 personas, el alboroto de la afición encubre la mayoría de las conversaciones. En Disney no habrá aficionados y esto quiere que decir que algunas conversaciones se escucharán en la transmisión.

    A McCutchen esto no le inquieta.

    “Buscaremos una colaboración con entrenadores y jugadores y creo que los coaches y jugadores encontrarán la forma de comunicarse”, aseguró.

    Hay cierta cadencia para los jugadores e igualmente para los referís. La NBA envió material de ejercicios para los árbitros durante el parón —como bandas de resistencia, cuerdas de saltar y pelotas de yoga— a fin de ayudarlos a mantenerse en forma.

    Pero así como es difícil mantenerse en forma para los basquetbolistas antes de jugar, lo mismo ocurre con los referís.



    Source link