Los señalados de la debacle del Real Madrid en Copa

0
62

El Real Madrid cayó ante la Real Sociedad en cuartos de final de la Copa del Rey, en un partido de infarto que terminó 3-4 pero que los de Alguacil llegaron a ir ganando por 0-3, en una primera parte en la que los de Zidane, aunque con sensación de mando sobre el campo, fueron muy flojos en defensa.

Una circunstancia sorprendente tratándose del equipo menos goleado de la Liga, una cara fuerte en la zaga que no se vio ante la Real, con un Areola, primer señalado, fallón en el primer tanto del conjunto txuri urdin.

El portero madridista elegido por Zidane para la Copa no tuvo su mejor noche bajo los palos. El meta, cedido por el PSG, erró en el primer tanto de la Real Sociedad, al dejar el rechace directamente en las botas de Odegaard, que inauguró el marcador. Hasta ahora no había destacado ni para bien ni para mal, y había firmado discretas actuaciones en gran parte por el buen hacer defensivo de todo el conjunto.

El Real Madrid sólo ha encajado 13 goles en liga esta temporada. Es el equipo menos goleado, poniendo de manifiesto el buen hacer de la defensa blanca y del portero titular habitual, Thibaut Courtois. Sin embargo, la defensa formada ante la Real por Ramos y Militao, con Nacho y Marcelo en los laterales especialmente despistados, cedió demasiados espacios que los de Alguacil supieron aprovechar para ponerse por delante. Además, pequeños despistes y pérdidas de balón se tradujeron en ocasiones para la Real.

El colombiano volvió a ser titular en Copa y estaba llamado a ser uno de los líderes del Real Madrid en el crucial encuentro. Sin embargo, su papel fue discreto en la medular: ni dirigió el ataque blanco ni logró marcar. James Rodríguez no dio el pase al frente que se esperaba y se vio superado por un Vinícius que demostró más iniciativa para echarse el equipo a la espalda.

Una de las grandes noticias de la tarde fue la titularidad de Brahim, un jugador que a punto estuvo de marcharse cedido en el mercado de invierno. Sin embargo, el malagueño, ansioso y participativo en el inicio, terminó perdiéndose después y pasó desapercibido. La entrada de Jovic, que sigue sin ofrecer lo que se esperaba de él, tampoco cambió la dinámica de ataque del Real Madrid en una tarde desacertada en general por parte de los madridistas que volvieron a sufrir la falta de gol pese a la buena actitud mostrada en los últimos momentos del encuentro.