Mario Sepúlveda elogió el rescate de los niños de Tailandia

0
2

09/07/2018 20:26:11
Uno de los 33 mineros de Atacama destacó que las autoridades “están haciendo muy bien” al no sobreexponer ante los medios de comunicación a los afectados.


Mario Sepúlveda, uno de los 33 mineros que estuvieron atrapados 69 dí­as bajo tierra en Chile en 2010, destacó hoy que las autoridades tailandesas “están haciendo muy bien” al no sobreexponer ante los medios de comunicación a los niños que están siendo rescatados de la cueva inundada.

“Lo están haciendo muy bien y ojalá que lo sigan haciendo así­. Ojalá que a esos niños los preparen, ojalá que el profesor siga con este equipo unido, encabezando todo lo que se viene, porque estpa claro que estos niños no van a ser unos niños comunes y corrientes”, destacó Sepúlveda en conversación con dpa.

El ex minero, que hoy está dedicado a dar charlas motivacionales y a realizar ayuda social, cuestiona la exposición mediática a la que fueron sometidos tras ser sacados de la mina San José.

“Siempre pensé que cuando nos rescataran, nos iban a llevar al hospital, nos iban a sanar, nos iban a preparar para enfrentar todas estas situaciones, pero no fue así. Sin embargo, el problema fue que las familias presionaron mucho, demasiado. Hubo terceras personas con algunos intereses que también influyeron en las opiniones de muchos compañeros y eso a nosotros nos pasó la cuenta”, explicó.

“Hubo mucha gente mala detrás de esto. A nosotros nos pasó, nos hicieron mucho daño, llegaron estafadores”, reconoció.

Para Sepúlveda, las únicas similitudes entre el caso de los adolescentes tailandeses y el de los 33 mineros atrapados en la mina del desierto de Atacama es el encierro y la oscuridad.

“Ellos son niños y nosotros adultos. Ellos son 13 y nosotros 33. Ellos están en un lugar muy reducido, con agua, nosotros estábamos en un lugar muy profundo, donde hay sequí­a. Estábamos sin comida. A ellos los encontraron rápidamente a nosotros no. Estuvimos 17 días aislados. Estábamos muy mal fí­sicamente, por lo tanto hubo un trabajo muy importante de parte de los profesionales, de los psicólogos, de los siquiatras, de los rescatistas”, destacó.

Y agrega una ventaja del equipo de fútbol tailandés: “Ellos, como niños, están menos contaminados que los adultos, en el sentido de que están en una etapa muy bonita de su vida, de que fueron llamados para representar un equipo de fútbol, de que están todos por una causa. Nosotros, en cambio, teníamos distinciones con respecto a nuestros trabajos. Uno era operador, otro eléctrico, otro mecánico. Uno quiere ser mejor que el otro, y empiezan los tí­picos egos”.

Según este ex minero, cuyo papel fue interpretado por Antonio Banderas en la pelí­cula “Los 33”, en el caso de los niños “al profesor o al lí­der se le hace más fácil manejar situaciones en grupo, a diferencia de nuestro caso donde fue difí­cil, hasta que llegamos a los acuerdos de ‘llevar la fiesta en paz’, como decimos en buen chileno”.

Al ser consultado sobre las dificultades que pueden existir para controlar la ansiedad de los que esperan ser rescatados, Sepúlveda sostuvo que “es complicado”. “Pero a veces no queda más que dejar fluir la ansiedad. A veces uno se refugia en un amigo, en la palabra del amigo que en ese momento está¡ mejor”, expresó³.

Sepúlveda, junto a otros 32 mineros quedaron atrapados el 5 de agosto de 2010, tras un derrumbe en la mina San José, en la región de Atacama . Estuvieron durante 69 dí­as a 720 metros de profundidad hasta que un enorme operativo de rescate logró sacarlos a todos el 13 de octubre de ese mismo año.