Más de 100 dominicanos abrirían en las nóminas de Grandes Ligas

0
65



Albert Pujols no llegará a los 700 jonrones, Fernando Rodney ni siquiera tiene trabajo para buscar los dos rescates que necesita para convertirse en el líder entre dominicanos y las opciones de ver a un criollo competir por el Cy Young o Novato del Año son escasas. Pero desde el jueves los quisqueyanos pueden comenzar a ganar grandes titulares que trasciendan más allá de La Hispaniola.

La temporada especial que ha forzado la pandemia del COVID-19 puede marcar la primera en la que más de un centenar de dominicanos comienzan en los rosters activos de los equipos.

Hasta la jornada de ayer, dos días antes de arrancar la campaña, había 115 peloteros de matrícula criolla proyectados para quedar en las plantillas de 30 hombres, de acuerdo al sitio oficial de la liga, MLB.com.

En 2019, bajo el sistema de planteles de 25 jugadores, comenzaron 92 y otros 15 en lista de inactivos, entre lesiones y cumpliendo suspensiones. Un despegue con relación a 2018 cuando solo fueron 70.

A ese “ejército” en tierra se suman el primer dirigente criollo desde 2012 y más de una docena de coaches que están repartidos en los 30 equipos.

Los Medias Blancas y Rangers pueden abrir la estación de 60 partidos con un tercio de su plantel nacida en suelo dominicano. Del otro lado de Chicago, en las filas de los Cachorros, no se vislumbra a ningún representante de la principal manufactura exportadora de peloteros fuera de los Estados Unidos.

White Sox y Rangers tienen nueve criollos en la lista preliminar de 30 jugadores, mientras que los Nacionales llegan a ocho.

Encabezados por el veterano Edwin Encarnación, que se desempeñará como bateador designado, la tropa negra de la Ciudad de los Vientos aspira a batallar en la División Central con un núcleo que incluye a Eloy Jiménez y Nomar Mazara en las esquinas de los jardines y Leury García como utility.

Reynaldo López tiene una plaza en la rotación y el receptor Yermín Mercedes estaría en el banco, pero el cuerpo de relevo tiene un importante acento duartiano. Allí están Jimmy Cordero y Kelvin Herrera para tirar las entradas siete y ocho, mientras que Alexander Colomé abre el curso como el cerrador.

En Texas, Danny Santana abre en los jardines, Ronald Guzmán en la inicial, Anderson Tejeda en el infield y Leodys Taveras puede hacer su debut. El cuerpo de relevistas incluye a José Leclerc, Juan Nicasio, Jonathan Hernández, Luis García, con Edinson Vólquez de regreso, inicialmente en el bullpen, pero coqueteando con entradas como abridor. Es un grupo que tiene candidatos para aumentar, con Yohander Méndez, Rafael Montero y Joely Rodríguez en el roster de 60.

En Washington, el dirigente puertorriqueño Dave Martínez vuelve a apostar por el talento dominicano en la búsqueda de retener la corona. Con los noveles guardabosques Juan Soto y Víctor Robles sembrados, Starlin Castro llega con gran oportunidad de jugar entre segunda, tercera y el campo corto. También aparecen señalados para quedar en el plantel Wilmer Difó, Wander Suero, Raudy Read, Luis García y el veterano Emilio Bonifacio, a punto de volver a la Gran Carpa donde jugó por última vez en 2017.

En medio de una reconstrucción que avanza a paso de tortuga, los Tigres de Detroit tienen ocho quisqueyanos en su equipo tentativo.

Se trata de los lanzadores Iván Nova, José Cisnero, Rony García y Gregory Soto. Jeimer Candelario está sembrado en la antesala, con Willi Castro y Dawel Lugo peleando el campo corto y Jorge Bonifacio por un puesto en los jardines.

Menor presencia

Los Cachorros acentúan su escasa presencia dominicana, una que no ha parado de disminuir en el último lustro.

Los Bravos solo tendrán a Marcell Ozuna, aunque el prospecto Cristian Pache estará en la lista de 60 jugadores y puede colarse. En Boston el águila solitaria es Rafael Devers.

Equipos como Dodgers, Cerveceros, Diamondbacks, Atléticos y Marineros contarán con dos representantes.



Source link