MEPyD considera prioritario el proyecto de Ley de Aguas para el desarrollo sostenible del país

0
44



El Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD), que preside la Mesa de Coordinación del Recurso Agua, consideró de importancia para el país el proyecto de Ley de Aguas, el cual busca ordenar, regular y administrar su uso para contribuir al desarrollo sostenible de la nación.

De acuerdo con el MEPyD, la Ley de Aguas representará un gran paso de avance en el país, ya que la pieza legislativa fortalece la visión del agua como un recurso natural y público del pueblo dominicano.

El proyecto tiene un enfoque de preservación y uso adecuado del agua en el marco del ciclo hidrológico, para ante todo, destinarse al consumo humano.

La iniciativa tiene varias décadas en el Congreso y ha sido objeto de discusiones, pero ahora más que nunca se hace necesaria por el reto que plantea el cambio climático a la disponibilidad del recurso agua, según una nota de prensa.

La Ley de Aguas establecerá un sistema de gestión integrada del recurso, el cual dispondrá de instrumentos eficaces para planificar, proteger, prevenir, controlar y sancionar en la materia.

De igual manera, se establecen mecanismos para garantizar el derecho humano al agua y de satisfacer de forma eficiente la demanda presente y futura de la población, de los ecosistemas naturales y de los diferentes usuarios, en cantidad y calidad.

Para tales fines, se establece como el organismo rector, tanto del sistema como de las políticas públicas de agua, al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, con funciones de orientación, planificación, dirección, coordinación, control y fiscalización.

También, plantea una reconversión del Instituto Nacional Dominicano de Recursos Hidráulicos (INDRHI), el cual funcionará como autoridad nacional a cargo de la regulación y los estudios técnicos del agua. Las funciones de construcción de infraestructura y el manejo de las juntas de regantes pasarán a otras instituciones del Estado.

Asimismo, la ley establecerá los Consejos de Cuenca como espacios participativos y plurales, integrados por los principales agentes sociales de los territorios, que son los lugares donde se cuida y gestiona el agua.

Además, determinará el orden de prioridades en la distribución de las aguas para los distintos usos, mediante la preparación del Plan Hidrológico Nacional y de los Planes Hidrológicos de Cuenca. De igual modo, establecerá un registro o padrón de usuarios.

La Ley General de Medioambiente 64-00 establece la necesidad de una legislación moderna, integral y coherente sobre las aguas. También, la gestión adecuada del recurso está contemplado en los mandatos de la Ley 1-12 de Estrategia Nacional de Desarrollo 2030.



Source link