Modric: "Estábamos convencidos de que seguiríamos ganando sin Cristiano"

0
90

Luka Modric concedió una entrevista al diario croata Sportske Novosti para repasar la temporada del Real Madrid en la que los blancos se han proclamado campeones de Liga.

El ’10’ madridista se mostró muy feliz con la consecución del título y lamentó no haber ganado la competición doméstica en más ocasiones: «Ya gané 16 trofeos en el Madrid, cuatro Ligas de Campeones, pero este título me hizo especialmente feliz», comentó.

La razón, la tiene clara: «Definitivamente deberíamos haber tenido más títulos nacionales porque jugamos algunos campeonatos de una manera torpe. Pero bueno, sea lo que sea que haya pasado, uno debe disfrutar el presente y puede influir en lo que sigue».

Una Liga con mucho mérito y muchos goleadores, incluido él, con la que parecen haber dejado atrás la alargada sombra de Cristiano Ronaldo: «No hace falta discutir lo importante que fue Cristiano para el Madrid, pero debo decir que no nos agobia el hecho de que él no esté allí en el sentido de que no podremos tener las mismas ambiciones. Estábamos convencidos de que seguiríamos ganando sin él porque, independientemente de la fuerza del individuo, el equipo siempre está por encima de todo«, explicó.

Una de las claves, en palabras de Modric, es el buen ambiente del vestuario: «En el vestuario, todos son buenos tipos, no hay nadie que cree problemas por sus propios motivos, no hay unas supuestas «manzanas podridas». Creo que es un factor muy importante de compacidad que tenemos».

Y destaca de igual manera el papel de Zidane: «Ha confirmado su clase, y no solo el fútbol, que es fantástico. Zidane una vez más demostró ser una persona superior. Creó de una manera reconocible un gran ambiente dentro y alrededor del equipo. Da tranquilidad, es muy correcto en su acercamiento al jugador«.

Sobre las críticas de algunos sectores de la prensa cuando no ha estado en su mejor momento, Modric es sincero: «Desde que llegué a Madrid, he recibido varios tratamientos, desde dudas de que podía ser un fracaso, hasta un gran reconocimiento y apoyo. Siempre he aceptado esto como parte de la vida en un club tan grande como el Real, donde las expectativas son continuamente altas y la presión es constantemente máxima», aseguró.

Por último, y sin revelar nada sobre su futuro, el croata confirma que aún tiene «algunos años más de fútbol» en sus piernas.