Multitudinario 'banderazo' en Madrid de las aficiones de River Plate y Boca Juniors

0
1

SPORTYOU

  • Los fans de los dos equipos de la final de la Copa Libertadores se reunieron para alentar a los suyos a 24 horas del partido.
  • El TAS rechaza la solicitud de Boca | Madrid, blindada: así será el dispositivo de seguridad.
  • Las calles cortadas de Madrid por la final entre River y Boca.
  • ENCUESTA | ¿Quién ganará?
  • Horario y dónde televisan el River Plate vs. Boca Juniors de la Copa Libertadores 2018.

Una de las tradiciones que diferencian a los aficionados del fútbol argentino al del resto del mundo es lo que conocen como el ‘banderazo’. El acto no tiene mucho misterio: básicamente es una reunión de los seguidores para alentar a los suyos con cánticos, banderas del club y, en definitiva, una fiesta previa al partido en sí.

En este caso, River Plate y Boca Juniors se han repartido para dar el banderazo previo a la final más mediática (y caótica) de la historia de la Copa Libertadores. Los fans del conjunto xeneize se reunieron a las puertas del hotel Eurostars Suites Mirasierra, donde se encuentran los componentes de la expedición de Boca, y dejaron claro a los suyos que van a intentar que se sientan como si estuvieran en la Bombonera.

Ya desde las 12 de la mañana empezaron a acercarse aficionados vestidos con los colores del equipo porteño, hasta que aquello fue una fiesta. Fue en torno a las 15:00h, cuando el autobús del equipo llegó desde la Ciudad del Fútbol de Las Rozas del último entrenamiento, cuando se vivió el momento cumbre. Cientos de aficionados jalearon a los jugadores, que uno por uno fueron acercándose a los fans para agradecerles el apoyo a tantos miles de kilómetros de su Buenos Aires natal.

Por parte de River Plate no se quedaron atrás. Los aficionados de los ‘Millonarios’ tomaron la Puerta del Sol y los aledaños para hacer su banderazo, lo que convirtió el centro de Madrid en un pequeño Buenos Aires. Cuatro peñas españolas de River participaron en el evento, convocado por la de Madrid, en un ambiente festivo que se vio agrandado por la presencia de turistas en pleno puente de la Constitución en la capital española.

La camiseta con la franja roja fue el atuendo que más se vio en en la Puerta del Sol, donde no faltaron cánticos, gritos de apoyo a los suyos y, sobre todo, un ambiente muy festivo y lejano a los incidentes que obligaron al traslado del partido desde el Monumental al Santiago Bernabéu. De hecho, la presencia de algunos fans de Boca no enturbió la fiesta, y simplemente no participaron en los cánticos, que entienden normales en un encuentro así.

La Policía Nacional y Municipal estuvo muy pendiente de ambos banderazos, si bien no hubo que lamentar incidentes graves y todo transcurrió en un ambiente muy festivo y multitudinario, pero sin problemas ni la irrupción de los temidos hinchas violentos.