web
statistics
Noticias

Natalia Compagnon: "Uno de repente dice pucha, a lo mejor sí fui imprudente"

Natalia Compagnon: "Uno de repente dice pucha, a lo mejor sí fui imprudente"

12/06/2016 9:27:00
La nuera de la Presidenta Bachelet aseguró que nunca utilizó su vínculo con la mandataria para hacer negocios y que se siente víctima de una persecución
mediática y judicial.


Por primera vez desde que se dio a conocer el Caso Caval, la nuera de la presidenta Bachelet, Natalia Compagnon, dio una entrevista donde se refirió al caso y cómo lo ha pasado la familia ante la investigación judicial.

En el diario La Tercera, la esposa de Sebastián Dávalos aseguró que los rumores de quiebre familiar “No pasan de ser inventos de gente malintencionada”.

Consultada por el quiebre con su defensa, Compagnon dice que “hoy me siento perjudicada” ya que una de las preocupaciones de los abogados era que el caso “ojalá salpicara lo menos posible al gobierno”.

La socia de Caval dice que siempre trataron de estar ajenos a lo que ocurría en el Gobierno, pero “hoy puedo decir que la fama no es bonita. Mucha gente habla de ser conocido y ‘mira qué entretenido’, pero los costos reales que eso tiene muy poca gente los conoce. Que te reconozcan, salir en los diarios, salir en la televisión, que la gente comente cosas de ti cuando no te conocen, es súper abrumador”.

Compagnon dice que no sale a la calle, ni al supermercado, ni al mall, y que la prensa la acosa afuera de su casa. “De repente no poder salir porque te vas a encontrar con más gente, y sólo salir a ambientes controlados, emocionalmente a uno le afecta. No poder de repente ir al cine con los niños. A los niños los llevan sus tías al cine o van con mi mamá. Al cine no he ido nunca desde que estalló el caso. A restoranes tampoco” asegura.

La mujer dice que la primera vez que declaró en la fiscalía le pegaron, “ese fue el primer contacto con gente enojada, molesta. Todas las personas creen y se sienten con el derecho de decir lo que se les ocurra. Una vez andaba con mi hijo chico y una señora me gritó: ‘¡Cara de raja!’. Entonces, además te das cuenta de que hay gente cobarde”.

En otro pasaje de la entrevista, Compagnon dice entender que “hay un sentimiento de rabia en la sociedad que supera el caso Caval. Uno de repente dice ‘pucha, a lo mejor sí fui imprudente’ o a lo mejor ‘no debí haberlo hecho como lo hice’, pero siempre he estado tranquila, porque yo sé que no cometí ningún delito. Pero todo eso da lo mismo: tienes que matar a alguien para que la gente se calme, tiene que salir alguien condenado”.

Sobre su marido, la nuera de la Presidenta comenta que “la gran víctima de todo este caso ha sido Sebastián, porque hoy todo el mundo lo ve como el peor de los peores y él no ha hecho nada. Como mucha otra gente que trabajó en Caval o en otras empresas cuestionadas, los que se tienen que hacer cargo son los dueños o representantes legales de la empresa y no sus trabajadores. No en todas las empresas se apunta con el dedo a una de las personas que trabajaba ahí, como lo han hecho con Sebastián”.

Compagnon dice que no tienen trabajo y que les han cerrado todas las puertas. “Ahora, nadie quiere trabajar ni conmigo ni con Sebastián. Estamos viviendo de ahorros, de liquidar algunas cosas que teníamos y de endeudarnos. Estamos pasando el mismo momento que está pasando un gran porcentaje de la población, porque la situación económica está mala. Hay mucha gente cesante que se endeuda, que está buscando qué hacer para poder seguir viviendo y para poder cubrir los gastos que tienen, como educación, dividendos. Somos uno más”.

Según la mujer de Sebastián Dávalos no han recibido ayuda económica de Michelle Bachelet y esperan que “el caso se acabe lo antes posible para poder rearmarnos”.

Respecto a la relación familiar con Bachelet, Compagnon comenta que “somos una familia. Ella es mi suegra, la mamá de mi marido, la abuela de mis niños, y lo que pase fuera de la puerta de la casa es otra cosa, pero para nosotros lo primordial es la familia. Siempre hemos sabido separar los roles”.

En este sentido detalla que “han inventado muchas cosas. Han inventado que estábamos separados con Sebastián, han inventado que yo era la nuera mala que no la dejaba ver a los niños, cosa que no es cierta, porque ella siempre los ha podido ver; han inventado que hay un quiebre de ella con su hijo, y nada de eso es cierto. No pasan de ser inventos de gente malintencionada que quiere sacar réditos de la manipulación de las relaciones personales”.

Según Compagnon nunca han hablado con Bachelet del Caso Caval, pero asegura que “sé que en algún momento es algo que vamos a tener que conversar. Yo le pedí perdón públicamente, porque se vio afectada en un tema que no tenía que estar involucrada. Esto es un tema judicial entre privados, y por hacerle daño a ella ha sido más mediático que otras causas”.

Consultada si alguna vez usó su vínculo con la Presidenta Bachelet para hacer negocios, Compagnon responde “No, para mí siempre era mejor que no supieran que yo era la nuera de la Presidenta. Porque claro, todo el mundo dice ‘ah, es que ella usó esto de ser la nuera de la Presidenta’. Pero ¿por qué no hacer la pregunta al revés? ¿Cuántas puertas a mí se me cierran por ser la nuera de la Presidenta?”.

Compagnon asegura que su socio en Caval, Mauricio Valero “usó ese vínculo. Al mirar para atrás me pregunto ‘¿por qué asociarse conmigo?’, si él tenía otras sociedades, tenía otros negocios, tenía otras cosas, pero fue algo que en el momento yo nunca me lo cuestioné, porque trabajábamos, porque yo lo consideraba mi amigo, entonces nunca pensé mal de él, pese a que mucha gente me dijo que sí desconfiara de él”.

Noticias

More in Noticias