¿No quieres entrenar? Cuándo tomar un descanso de la rutina fitness

0
9


20MINUTOS.ES

  • Cuando la motivación disminuye puede venir de dos frentes: físico y psicológico.
  • Entra a ritmos más suaves y constantes. No te sientas culpables por darte algún capricho gastronómico.

No importa si eres un fanático del fitness o si entrenas de vez en cuando (lo justo para no sentirte mal contigo mismo). Casi todos, antes o después, nos saltamos nuestra rutina de ejercicios y estilo de vida sana. Saturación de trabajo, unas vacaciones o el mal tiempo pueden mantenernos alejados del gimnasio o de nuestro deporte preferido. Hay días en los que no tienes motivación para irte al gym el jueves por la tarde y prefieres marcharte de cañas con tus amigos.

A veces, incluso tu fuerza de voluntad no es lo suficientemente fuerte como para pedir una ensalada en lugar de una hamburguesa o que la carta de postres del restaurante al que has ido es demasiado atractiva para resistirte.

There is nothing better in life than having people that support us 🌈 & add fuel to our fire ⚡️to be better versions of ourselves 🙌 – @caseylovesfitness + @anacheri + @1stphorm 🦄 Tag a friend who always supports and motivates you 💚

Una publicación compartida de Fitness & Nutrition (@fitness) elMar 17, 2018 at 4:37 PDT

No te obsesiones, salirse un poco de los esquemas no es malo. Se trata de pensar a largo plazo: si haces un dieta muy estricta en la que eliminas todo aquello que te gusta no vas a poder mantener ese ritmo durante mucho tiempo. Lo mismo, que si vas los siete días de la semana al gimnasio: terminas por cansarte.

El cuerpo también necesita descansar y recuperar la energía, pero cuando prolongamos mucho la pausa tenemos la sensación de haber perdido forma física. ¿Qué es lo que pasa con nuestro cuerpo?

Y colorín colorado… así acabaron mis 31 y comenzaron mis 32! Gracias a todos por vuestras felicitaciones! 🎉🎂🎈 #porrasconchocolate 🤤#happybirthdaytome

Una publicación compartida de Amaia Salamanca (@amaiasalamanca) elMar 29, 2018 at 8:58 PDT

Por naturaleza, nuestro organismo es rutinario. Cuánto más tiempo pasa desde nuestro último entrenamiento, más fácil es perder los beneficios que hemos conseguido. Si nos entrenamos de manera constante, los resultados se pierden más lentamente.

Sucede porque nuestro cuerpo no ama los cambios y busca el equilibrio. Por lo tanto, es inútil empezar una actividad física intensa si de antemano sabemos que no vamos a poder mantener el ritmo. Mejor reducir, pero ser constantes.

¿Qué te hace ganar peso? Ingerir en grandes cantidades y durante mucho tiempo cosas que tu cuerpo no necesita. Especialmente, alimentos procesados, bebidas azucaradas o alcohólicas que te llevan a acumular calorías. También podemos aumentar de peso por cenar muy tarde, abusar de la sal, el estrés, estreñimiento, retención de líquidos…



Source link