Peloteros de ligas menores y de la LMB elevarían nivel de Liga de Verano del Cibao

0
59



Varios peloteros dominicanos de ligas menores quedaron sin trabajo debido a la pandemia del coronavirus, luego de que Major League Baseball (MLB) dejara sin efecto la celebración de la temporada de los circuitos formativos de Estados Unidos.

A eso se suma que la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) también canceló su temporada para este año, por la misma razón, el COVID-19.

Eso significa que hay mucho talento dominicano sin ocupación en esta fase del año y, en consecuencia, si existe un escenario que puede aprovechar ese personal es la Liga de Verano del Cibao (LVC), de entrada, antes de que comience el campeonato de béisbol de la Liga Domininicana de Béisbol Profesional (Lidom).

¿Nombres? Oor respeto, se mantienen al margen, pero varios peloteros que participan tanto en México, como en Estados Unidos se han acercado a los diferentes equipos de la LVC, en especial como una manera de mantener la forma, antes de ingresar al de Lidom.

Así las cosas, entonces la LVC 2020 será mucho más competitiva, con un nivel más elevado.

“Nosotros hemos podido hablar con algunos muchachos que están a la disposición”, dijo el gerente de los campeones Granjeros de Moca, Luisito Polonia, hijo del inmortal Luis Polonia. “Ellos no están buscando beneficio económico, simplemente mantenerse en forma y llegar a la mejor a la liga de invierno”. Se estima que un pelotero de LVC gana entre siete y 10 mil pesos.

Una ventaja es que hay muchos peloteros acá y otros que no salieron del país por la suspensión de la liga de México, dejó saber el presidente de la Federación Dominicana de Béisbol (Fedobe), Juan Núñez.

“Muchos de los muchachos han estado llamando”, dijo el gerente de los Tiburones de Puerto Plata, Ramón González. “Hemos hablado con algunos muchachos de ligas menores y les hemos dicho que deben ir solicitando su permiso, en dado caso de que se vaya a jugar”, agregó Polonia.

Todo eso será posible si el desenfreno de la pandemia del coronavirus es puesto en control en una República Dominicana que ve sus números crecer de muertes y casos positivos.

“Nosotros tenemos todo el deseo de jugar y podríamos aprovechar eso”, sostiene González, refiriéndose a la presencia de peloteros de ligas menores y de la LMB. “Pero soy de los que digo y mantengo, que la salud está por encima de todo”, señala.

Los esfuerzos de todas maneras son los de presentarse a juego. Los Tiburones llegaron a la final en 2019, en la que perdieron de los Granjeros.

Núñez señaló que los esfuerzos se realizan para que haya campeonato. “Hemos estado trabajando en eso. Si Dios nos lo permite. Nosotros estamos planificando, organizándonos, pero si la pandemia nos permite jugar”, dijo el presidente.

Como presidente, Núñez confirmó el que “se ha estado hablando con varios jugadores, que quieren jugar previo a la liga de invierno, claro, si la pandemia lo permite”.

A la organización de la LVC le queda ser positiva en todo caso, mantener la esperanza de que durante estos 45 días el avance de la pandemia comience a retroceder en el país.

Núñez dice que esperan comenzar a mediados o finales de septiembre. El estado de emergencia, confirmado ayer por el Senado llegaría al menos hasta la primera semana de septiembre.

Si la sensatez se impone y la ciudadanía colabora como se espera, entonces muchos sonreirán satisfactoriamente, incluida la LVC, en la que se verán las figuras que dalrán más brillo a un torneo que crece.

“Hasta ahora -la LVD- es la única liga, a parte de la de invierno que ha dicho que haría su torneo, y ellos tienen interés de jugar, sobre todo los que han perdido su trabajo”, sostuvo Núñez.



Source link