¿Por qué me sale sarpullido después de bañarme en la piscina?

0
270



Un sarpullido se trata de una erupción que aparece en la piel cuyas características principales suelen ser la inflamación o irritación. En muchos casos presentan un color rojizo, picazón e incluso son dolorosos. «Algunos sarpullidos también pueden conducir a ampollas» y «es un síntoma de muchos cuadros clínicos diferentes», destacan en MedlinePlus.

En este sentido, la dermatitis por contacto es un tipo común de sarpullido motivado por sustancias irritantes o alergias, mientras que otros casos es producido por la infección de determinados microorganismos. Por esta razón, resulta esencial comprobar el tipo de sarpullido y la causa que lo origina antes de proceder a su tratamiento.

¿Alguna vez te ha salido una erupción cutánea tras bañarte en una piscina? Una de las causas puede ser el denominado «prurito de nadador». Según Mayo Clinic, se trata de una erupción o sarpullido originado por una «reacción alérgica a los parásitos que ingresan en la piel» y que se encuentran presentes en el agua. Es una afección que se produce normalmente en lagos, piscinas o en espacios de agua dulce, aunque también se puede originar en agua salada.

La penetración causa dermatitis que usualmente es acompañada de prurito y los parásitos que la originan se encuentran, principalmente, en mamíferos y aves acuáticas. «Estos parásitos pueden ser liberados en el agua. Los humanos no son huéspedes adecuados, por lo que mueren al poco tiempo mientras todavía están en la piel».

De esta manera, se produce un sarpullido en forma de pequeños granos o ampollas rojizas que produce picazón y que puede resultar realmente incómodo. Sin embargo, suele desaparecer por sí sola y en raras ocasiones se producen complicaciones.

Otra de las causas de la aparición de sarpullidos en la piel es la denominada «foliculitis del jacuzzi», que es causada por las bacterias pseudomonas que se encuentran en el agua o en la tierra. «Por lo general, aparece pocos días después de que la persona se haya sentado en una bañera de hidromasajes o spa que no se mantenga adecuadamente, pero también puede producirse pocos días después de que haya nadado en un lago o una piscina mal mantenida», subrayan en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de EE.UU.

Se manifiesta a través de un sarpullido rojizo, con bultos y picazón. También pueden aparecer ampollas con pus alrededor de los folículos pilosos. Esta afección desaparece a los pocos días sin necesidad de un tratamiento médico específico, pero es necesario consultar al médico si empeora o si se padece en más de una ocasión.

La reacción al cloro de la piscina (dermatitis irritativa) puede ser otro motivo para la aparición de sarpullidos o ronchas en la piel. Al ser una sustancia muy irritante que se utiliza para desinfectar el agua y prevenir la aparición de bacterias, virus u otros microorganismos, puede provocar una reacción en la piel. Esta sensibilidad de manifiesta a través de picores, sequedad e incluso con erupciones cutáneas.

La urticaria, esto es, la aparición de habones o sarpullidos en la piel, puede estar causada por múltiples factores. Uno de ellos es el ambiental. Así, los estímulos extremos como el frío o el calor pueden desencadenar este problema y es lo que se conoce como urticaria colinérgica.

De hecho, se puede producir por el contraste de temperatura al bañarnos en el agua, ya que la piel puede volverse más sensible. «En verano la urticaria colinérgica es más común por las inmersiones en playas, piscinas y duchas en lugares públicos pero también pasa con el ejercicio físico, cuando se suda y no hay una causa clara que lo explique», destacaba a Infosalus el doctor Gaspar Dalmau, especialista del Servicio de Alergias del Hospital Universitario Juan XXIII de Tarragona.

Por último, se puede producir una afección denominada «urticaria acuagénica», aunque es mucho menos frecuente. Es similar a la colinérgica, pero esta se produce directamente por el contacto de la piel con el agua, independientemente de su temperatura, tal y como señalan en National Institutes of Health (EE.UU). Los síntomas se desarrollan rápidamente dando lugar a la aparición de ronchas o sarpullidos rojizos que generan picazón y que tienden a desaparecer cuando no se está expuesto al agua.



Source link