¿Por qué no puedo tener un orgasmo?

0
3


DESIRÉE POZO

  • Las causas para no llegar al máximo disfrute del sexo son múltiples,
  • Sin contar con una pareja sexual incompatible, ¿qué puede causar la anorgasmia?
  • Prácticas sexuales de alto riesgo: el ‘juego del muelle’, ‘bareback’, ‘chemsex’, ‘stealthing’…

Tener un orgasmo durante una relación sexual puede ser difícil. Y que suceda un día o durante una etapa más larga dependerá de los motivos que lleven a la anorgasmia (es decir, ausencia o insuficiencia de orgasmo sexual).

Las causas para no llegar al máximo disfrute del sexo son múltiples, pero dejando de lado una pareja incompatible de forma sexual, ¿qué puede hacer que una persona no alcance el orgasmo? ¿Hay que concentrarse para disfrutar del sexo? ¿Puedo volver a tener orgasmos?

¿Qué puede hacer que una persona no alcance el orgasmo?

Los motivos pueden ser variados: medicación que baja el deseo sexual (o libido), falta de concentración o de ganas, cansancio, falta de sueño, depresión… O una combinación de varias situaciones que bajan la libido, que es, realmente, el problema para llegar al orgasmo: “El deseo sexual marca, en la mayoría de ocasiones, el orgasmo, ya que, si no tenemos deseo, será más complicado llegar al orgasmo”, explica a 20minutos Ana García, sexóloga.

“El problema principal no se encuentra en tener mayor o menor capacidad de llegar al orgasmo, se encuentra en tener mayor o menor deseo sexual”, ilustra la sexóloga.

La forma en la que una persona ha vivido el sexo también es un factor para que no alcance el orgasmo: “Hay personas que nunca se han sentido cómodas en la cama, y esto les condiciona el deseo sexual y, por lo tanto, llegar o no al orgasmo”, explica García.

¿Qué medicamentos pueden dificultar el orgasmo?

La lista es corta. Por ejemplo, los anticonceptivos pueden subir o bajar la libido, según cómo afecte la dosis de hormonas a cada mujer. En el caso de que disminuya el deseo sexual, les complicará más llegar al orgasmo.

Otros fármacos son los antidepresivos y los ansiolíticos, junto con otros inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS, por sus siglas). Todos los ISRS bajan la libido. Y también los antidepresivos tricíclicos, aunque su uso está menos generalizado que los anteriores.

Medicamentos para la calvicie, Proscar, antihistamínicos, anticonvulsivos o los beta bloqueadores también causan una disminución en el deseo sexual.

¿Los trastornos del ánimo afectan a los orgasmos?

Sí. De hecho, como señala la sexóloga, “es uno de los problemas más comunes a la hora de tener sexo y llegar al orgasmo”. “Para una persona que prácticamente no puede levantarse de la cama, está triste o tiene ansiedad, el menor de sus problemas es no llegar al orgasmo”.

¿Puedo volver a tener orgasmos?

Sí, lo único que puede impedir el orgasmo o la falta de deseo, señala García, “son problemas fisiológicos u hormonales”. Solo imposibilitan llegar al orgasmo “malformaciones o problemas físicos”, ilustra la sexóloga.

Es una recomendación típica, pero la persona necesita estar cómoda, a gusto, concentrada, disfrutando y sintiendo placer para conseguir un orgasmo, señala García. “Y esto no suele pasar cuando hay una inhibición del deseo”.

¿Qué puedo hacer?

Primero hay que saber qué impide llegar al orgasmo a la persona. Una vez se ha detectado, se puede acudir a una consulta de terapia sexual: “Un gran porcentaje de casos que veo en consulta están relacionados con el deseo sexual. Es un problema muy común“, comenta García.



Source link