Posponer el despertador no es la solución: ¿cómo afecta al sueño?

0
18


20MINUTOS.ES

  • Retrasar el despertador nos pasa factura durante el día.
  • Cuando activamos el botón de posponer, el cerebro comienza de nuevo el ciclo del sueño.

El despertador, o mejor dicho, el teléfono móvil, se ha convertido en nuestro compañero inseparable de las siestas y las noches. La alarma es lo primero que escuchamos por las mañanas y, por norma general, el acto reflejo que todos tenemos es darle al botón de ‘snooze’ para seguir durmiendo unos minutos más, pero, ¿hacemos bien? La respuesta es no. Por mucho que se nos peguen las sábanas, programar el despertador en intervalos de tiempo para aguantar unos minutos más, no es lo recomendable.

Según los expertos, cuando activamos el botón de posponer, el cerebro comienza de nuevo el ciclo del sueño. Esto provoca que a los pocos minutos cuando nos volvamos a despertar, nos encontremos todavía más cansados que la primera vez. Cortar el sueño de repente no es lo más recomendable, y si se hace varias veces, la situación empeora.

Además, el placer de quedarnos en la cama unos minutos más, nos pasa factura durante el día. Cansancio, mal humor somnolencia…El botón de ‘snooze’ no significa un descanso extra, sino todo lo contrario.

Lo ideal sería no levantarnos con la alarma y que sea el propio reloj bilógico el que nos despierte, pero como en la mayoría de los casos no es posible, hay que evitar posponer el despertador y levantarnos a la primera para no fragmentar los ciclos del sueño.

Diez consejos para dormir bien

  1. Tener una rutina de sueño: despertarnos e irnos a dormir a la misma hora.
  2. Evitar bebidas con cafeína.
  3. Que las siestas no superen los 20 o 30 minutos.
  4. Dormir en un colchón y almohada cómoda.
  5. Espacio sin ruidos y sin luz.
  6. Una temperatura adecuada.
  7. Hacer ejercicio durante el día ya que favorece el sueño.
  8. Evitar comidas pesadas por las noches.
  9. No fumar.
  10. No usar despertador, pero si es necesario no posponerlo.



Source link