Prieto: "El sector del cerdo ibérico ha resistido al coronavirus, con pérdidas pero sin quiebras de explotaciones"

0
48

El impacto de la pandemia de coronavirus es brutal a nivel económico y amenaza con llevar a la quiebra a miles de empresas en España así como a cientos de miles de trabajadores, Sin embargo, uno de los sectores que mejor está resistiendo al tsunami económico derivado del Covid-19 es el sector de cerdo ibérico, un producto único en el mundo.

El presidente de la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (ASICI), Antonio Prieto, analiza en una entrevista para 20minutos la afección del coronavirus en el sector, tanto durante los meses de confinamiento como en la actualidad y a medio plazo.

¿Para el sector del cerdo ibérico qué crisis es más grave, la de 2008 o la del coronavirus?

Son crisis diferentes. La de 2008 fue una crisis de superproducción, con un desplome brutal de precios y de consumo… Esta confío en que va a ser más leve. Se han tomado medidas antes. En 2008 se reaccionó muy tarde, en 2013, 2014 y ya estaba totalmente desfasado.

Ahora, afortunadamente, creo que se ha reaccionado rápido pese al inesperado impacto. En el sector del cerdo ibérico sufrimos un desplome del precio de en torno al 40% entre marzo y mayo. Antes se pagaba a 20 euros la arroba (unidad característica de peso equivalente a 11,5 kilos) y en esos meses a entre 12 y 14 euros.

¿Por qué se produjo esa caída tan drástica?

Básicamente porque el producto se vendía muchísimo menos. Los supermercados estaban abiertos, pero los restaurantes y bares estaban cerrados, no había celebraciones, tampoco las vacaciones de Semana Santa, en las que en 4 días nos gastamos lo de un mes. Por tanto, la industria compraba más barato y también vendía más barato. Lo que sí creció mucho fue la venta online, tanto de producto curado como fresco.

Antes del coronavirus la venta online de cerdo ibérico era testimonial. También se tomaron medidas en cuanto a quitar lechones, de ente un mes y dos meses. Cuando podía haber atasco, se vendían muy baratos, se congelaban o incluso se regalaban.

¿Cuál ha sido el impacto económico? ¿tuvieron que cerrar explotaciones por esa caída de precios del 40%?

Afortunadamente la incidencia en quiebras ha sido nula. El sector del cerdo ibérico ha resistido al coronavirus, ha habido pérdidas pero no quiebras. Un ganadero puede haber perdido hasta 100 euros por cada guarro, algunos pueden haber estado al borde de la ruina pero no se han arruinado. Eso es muy importante. Se ha perdido dinero, pero de perder 10 a 7 varía. Lo importante ha sido resistir. Perder lo menos posible para volver a recuperarse. Y en eso estamos, sobre todo si activamos el consumo con el turismo, la restauración, los bares… Ahora bien, si nos encierran de nuevo en septiembre será caótico.

¿El precio del jamón ibérico, en el canal Horeca (restaurantes, bares…), ha variado?

En general ha bajado un poquito. Nosotros no manejamos los precios directamente, cada empresa tiene su política comercial, pero nos consta que todos han bajado un poco el precio del jamón ibércio. Lógicamente, si tienes un atasco, una acumulación de jamón, tienes que darle salida. Si el jamón podía estar en torno a 20-25 euros de media, todos han ajustado tanto en curado como en fresco.

¿En qué consiste la Ruta del Ibérico?

Desde ASICI hemos lanzado una campaña de apoyo al sector hostelero con la que también buscamos incentivar el consumo de productos ibéricos. Hemos regalado una paleta de bellota ibérica a 2.400 restaurantes que ya compraban jamón ibérico. Queremos que la gente vaya a los bares y restaurantes, que tenga confianza, que consuma jamón ibérico. Para nosotros los bares y restaurantes españoles son fundamentales y debemos apoyarnos en los momentos difíciles. Es algo testimonial, pero queremos que sepan que estamos con ellos.

¿También van a ayudar a las carnicerías?

Sí, les daremos regalos para los clientes. En concreto, un rasca y gana. A quien compre cerdo, por ejemplo solomillo, o pluma… En el momento en que el consumidor compre cerdo, medio kilo o dos filetes, lo que sea, se le dará un rasca y gana. Y si sale premio se te da un sobre de jamón ibérico y además entras en un sorteo de 100 jamones el 22 de diciembre, el día de la Lotería de Navidad. Queremos apoyar también al comercio de proximidad.

Y la tercera pata de la Ruta del Ibérico es una alianza con más de 50 chefs para que elaboren recetas con presa, solomillo, lagarto… Las vamos a viralizar en sus redes sociales y en las nuestras para que el consumidor pueda cocinar recetas con cerdo en su casa. Con el confinamiento, muchas personas que apenas cocinaban se han enganchado. Y seguro que la tendencia seguirá. Queremos que esos chefs de prestigio elaboren recetas con cerdo para que la gente pueda imitarles.

¿El jamón ibérico tienen competencia?

Afortunadamente no tiene rival. La competencia que puede haber es el jamón de Parma, de Italia. Es un buen jamón, pero el sabor ni la textura nada tiene que ver con el ibérico. No hay comparación ninguna.

¿En qué países se consume el jamón ibérico?

Antes todo el jamón ibérico se consumía en España, pero ahora se está exportando bastante a México, Francia, Gran Bretaña o Alemania. Además, ya hay 10 empresas operando en China. Es un mercado con mucho potencial. Por eso, queremos acompañar a esas empresas españolas, apoyarlas para seguir creciendo en China. ¿Cómo? Con información, con campañas con chefs chinos, explicándoles cómo se corta, qué sabores y cualidades tiene el jamón ibérico… La idea es ir penetrando en sus restaurantes de calidad. China es una gran oportunidad para el cerdo ibérico español.