Real Madrid, campeón: le pese a quien le pese

    0
    42

    Luego podrán venir las quejas de los perdedores y seguramente hablaremos mucho del VAR y de los árbitros por los supuestos favores que ha recibido el equipo de Zinedine Zidane, pero lo único cierto es que el Real Madrid es el nuevo campeón de LaLiga. Un merecido título por méritos propios digan lo que digan algunos.

    El Real Madrid ya suma 34 campeonatos de la regularidad. Son muchos títulos para haberlos ganado solamente gracias, según decían, a las ayudas de la dictadura franquista o de los árbitros en tonos grises o en technicolor. Con VAR o sin VAR. 34 títulos de LaLiga son muchos para envidia de los que no los han podido ganar.

    El Real Madrid ha ganado LaLiga de la COVID-19 por que se la ha trabajado antes y después del confinamiento. Antes porque ha aguantado a un FC Barcelona que sin ser excelso con Valverde o Setién, se encerró con dos puntos de ventaja sobre el Madrid que después del confinamiento, a falta de una jornada, se ha proclamado campeón ganando al Villarreal y con la colaboración del Barça que jugándose LaLiga fue incapaz de ganar en su casa al Osasuna.

    El Barça debería de dejar de mirarse el ombligo y darse cuenta que el Real Madrid es mucho mejor en conjunto que el tan cacareado ‘mes que un club’. El Real Madrid en esta última etapa ha ganado 10 de 10 mientras que los de Messi han sido incapaces de aguantar el ritmo de los blancos. Leo Messi no ha podido hacer que los suyos fuesen mejores mientras que Karin Benzema, si que ha conseguido hacer mejores a los compañeros que tenía en el campo.

    Leo Messi no ha podido demostrar que en el Barça está rodeado de jugadores que sin el brillo del argentino no son tan fieros y mientras, en Madrid y en el Real Madrid, los de la orquesta han sabido acompañar y no desafinar el concierto que han dado los tres mejores músicos de LaLiga en el último de los cuatro movimientos de la sinfonía blanca.

    Benzema, Courtois y Ramos bajo la dirección de Zidane con el resto de componentes de la orquesta, pueden estar orgullosos del éxito cosechado luciendo la trigésimo cuarta liga blanca en el día del vigésimo aniversario de la llegada de Florentino Pérez a la presidencia del Real Madrid convirtiéndose en el segundo mejor presidente por detrás de don Santiago Bernabéu. Ah, y mañana mientras desayunen ustedes, hablen del VAR mientras que el Real Madrid seguro que seguirá de fiesta con otra Liga más.