Realizan homenaje póstumo al doctor Hsieh, “Padre del arroz dominicano”

0
7



SANTO DOMINGO. La Embajada de Taiwán y el Ministerio de Agricultura efectuaron un homenaje póstumo en memoria del doctor Yin Tieh Hsieh, conocido como el “Padre del arroz dominicano”, quien falleció el pasado 24 de febrero.

En el acto, el embajador de Taiwán, Valentino Tang, entregó un pergamino de reconocimiento a la viuda del doctor Hsieh, Chou, Hsia Fen, y manifestó que “este homenaje lo realiza con mucho orgullo en representación de la presidenta de Taiwán, Tsai, Ing-wen, para honrar la memoria de la excelente carrera de servicios del doctor Yin Tieh Hsieh.

Asimismo, el diplomático recordó al doctor Hsieh como una figura emblemática de la agricultura dominicana, que supo dejar un excelente legado de trabajo honesto y colaboración para los taiwaneses y dominicanos.

“Llegó a la República Dominicana el 29 de diciembre de 1965, ocupando el cargo de sub-jefe de la Misión Técnico Agrícola de Taiwán y a partir de julio de 1967 se convirtió en Jefe de dicha misión hasta julio de 1991. Durante sus 53 años de vida y valiosa labor en República Dominicana concentró sus esfuerzos en el mejoramiento genético del arroz. En adición a sus funciones como Jefe de la Misión Técnica Agrícola de Taiwán, trabajó en el Centro de Investigaciones Arroceras de Juma, Bonao hasta el 1992”, dijo Tang.

Igualmente, el embajador expresó que el doctor Hsieh logró aumentar 3 veces la producción de arroz, convirtiendo a la República Dominicana en autosuficiente para poder exportar arroz a Estados Unidos y el 84% de la siembra del país pertenece a la variedad del arroz de Hsieh. También hizo posible la introducción al país de siete variedades de bambú, las cuales fueron promocionadas para la reforestación, conservación de suelos y embellecimiento en diversas zonas del país y sirvieron como fuente de materia prima para la fabricación de muebles. Esto conllevó al establecimiento del primer centro de fabricación de artesanías y muebles de bambú en la comunidad de Bonao, donde han sido adiestrados cientos de jóvenes.

El embajador Valentino Tang dijo ayer miércoles, que el doctor Hsieh, quien fue denominado para el pueblo dominicano como “Joya nuestra” y para el pueblo taiwanés como “honor nuestro”, dejará plasmada una huella de amistad y solidaridad inolvidable del cariño y respeto existente entre el pueblo taiwanés y el pueblo dominicano. Durante su fructífera vida, recibió numerosos reconocimientos entre el que destaca la Condecoración de la Orden Heráldica de Cristóbal Colón, en el grado de Gran Oficial, otorgado por la Presidencia de la República Dominicana en el año 1982 y la Condecoración de la Orden de la Estrella Brillante con Gran Cordón Violeta, otorgado por el gobierno Taiwán.

Finalmente, indicó el diplomático que por estas y otras razones, el día de hoy no solo rememoramos los excelentes dotes profesionales que adornaron el paso por la vida del doctor Hsieh, sino además su don de gente y férreo espíritu de trabajo.

En la actividad, además del embajador de Taiwán, Valentino Tang, y la viuda del doctor Hsieh, señora Chou, Hsia Fen, también estuvieron presentes como anfitrión y en representación del gobierno dominicano, el ministro de Agricultura, Ángel Estévez; el director del Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (IDIAF), Rafael Pérez Duvergé y el director ejecutivo, Fondo Especial para el Desarrollo Agropecuario (FEDA), Casimiro Ramos, ambas instituciones están trabajando conjuntamente con la Misión Técnica de Taiwán, la cual fue el segundo hogar del doctor Hsieh, y el expresidente Hipólito Mejía, quien mantuvo una sólida amistad personal con el doctor Hsieh.



Source link