Recomendaciones al tomar la píldora anticonceptiva

0
69



Las pastillas anticonceptivas, conocidas popularmente como píldoras, son uno de los métodos más utilizados por las mujeres para prevenir el embarazo. También se usa para abordar problemas relacionados con la menstruación, patologías como el síndrome de ovarios poliquísticos o la endometriosis o para tratar afecciones en la piel como el acné.

Este medicamento, normalmente compuesto por una mezcla de estrógeno y progesterona, se administra por vía oral y es uno de los métodos más eficaces para prevenir el embarazo si se realiza de forma adecuada. Por ello, hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones a la hora de tomar la píldora para que su uso sea eficaz y evitar posibles efectos secundarios.

Existen dos tipos de píldoras como métodos anticonceptivos: la píldora combinada y la minipíldora. En primer lugar, la combinada está compuesta por estrógeno y progesterona, y existen una gran variedad que dependen de las dosis de hormonas. Así, la píldora combinada monofásica contiene las mismas cantidades de ambas hormonas, mientras que en las multifásicas las cantidades varían, señalan en Mayo Clinic.

Normalmente, se administra de forma diaria durante 21 días y se descansa siete días, periodo en el que ocurre la menstruación. Hay opciones que no requieren descanso y las pastillas durante esos siete días están inactivas, esto es, tienen efecto placebo.

Por otro lado, la minipíldora está compuesta únicamente por progesterona y se debe administrar cada día sobre la misma hora, ya que todas las pastillas están activadas. Este tratamiento está «comúnmente prescrito cuando las mujeres desean tomar anticonceptivos orales, pero el estrógeno está contraindicado«, destacan en MSD Manuals.

En primer lugar, antes de comenzar con este tratamiento, es necesario que el profesional sanitario evalúe todos los antecedentes clínicos, familiares y hábitos para determinar si existen contraindicaciones y/o posibles efectos secundarios. Es posible que se realicen pruebas como medir la presión arterial o un análisis de sangre para evaluar si se pueden tomar y, en caso afirmativo, cuál es la opción más recomendada.

De hecho, según Mayo Clinic, el uso de píldoras combinadas puede resultar contraindicado en determinadas circunstancias, entre las que se destacan:

Los efectos adversos de estos anticonceptivos orales suelen ser reducidos, pero se recomienda acudir a revisión de forma periódica. Es habitual que se produzcan sangrados intermenstruales hasta que el organismo se acostumbre a los cambios hormonales. No obstante, si estos persisten, es necesario consultar a un especialista.

Respecto a su uso, se puede iniciar el primer día de menstruación. Sin embargo, «si los anticonceptivos orales se inician cinco días después del primer día de la menstruación, se debe usar un método anticonceptivo de respaldo durante los primeros siete días de uso«, subrayan en MSD Manuals.

Para que su eficacia sea correcta y no originen efectos adversos, las pastillas se deben tomar todos los días. De hecho, aquellas que solo están compuestas de progesterona tienen que administrarse a la misma hora. Se recomienda seguir esta rutina con todos los tipos. Así, su efecto será completo.

Por otra parte, es conveniente informar al médico de la ingesta de la píldora anticonceptiva si te administran otros medicamentos, como los antibióticos, ya que estos pueden reducir su efectividad. En ese caso, se aconseja la utilización de otro método de protección durante siete días después para evitar el embarazo.



Source link