Recuerdan a víctimas de protestas con misa y clamor de justicia en Nicaragua

    0
    20


    Managua, 2 nov (EFE).- Una misa y un grito de clamor de justicia por las víctimas que han dejado las protestas contra el Gobierno del presidente Daniel Ortega que estallaron en abril de 2018 fueron los principales medios utilizados este sábado por los opositores nicaragüenses para recordar a sus deudos en el Día de los Difuntos.

    La Catedral de Managua celebró una misa a la que acudieron los miembros de la denominada Asociación Madres de Abril -integrada por los familiares de las víctimas que han dejado las manifestaciones antigubernamentales-, portando fotografías cuando sus parientes estaban en vida.

    Previo a que comenzara la eucaristía, los opositores al Gobierno sandinista se apostaron en las afueras de la Catedral Metropolitana para demandar verdad, justicia, reparación y no repetición, a la vez que mostraron fotografías de sus parientes asesinados, según constató Efe.

    ‘¿Y si fuera tu hijo? Daniel Ortega (presidente de Nicaragua)’, preguntaban los familiares de las víctimas.

    Los opositores también mencionaron el nombre de la esposa de Ortega, la actual vicepresidenta Rosario Murillo, así como el de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, a quienes preguntaban lo mismo.

    ‘Las madres no se rinden, exigen justicia’, ‘¿Y qué piden las madres?, justicia’, clamaron entre gritos los familiares de las víctimas.

    También gritaron el nombre de los fallecidos y respondían con un ‘presente’.

    Otros mensajes fueron: ‘Héroes de abril, honor y gloria’, ‘Libertad para los presos políticos, libertad’ y ‘Viva Nicaragua libre’.

    Asimismo, corearon cánticos con estrofas como: ‘Va a caer, va a caer, la dictadura va a caer’, ‘De que lo sacamos, lo sacamos’, ‘Se van, se van, se van y nunca volverán’, ‘¿Cuál es la ruta?, que se vaya ese hijo de puta’, y ‘El pueblo unido, jamás será vencido’.

    Durante la misa, los manifestantes colocaron las fotografías de los fallecidos cerca del púlpito y otros escucharon la eucaristía cargando retratos de sus deudos.

    Algunos de los familiares, como Susana López, madre del estudiante universitario asesinado Gerald Vázquez, vestía con una camiseta en la que tenía grabado la fecha en que nació y murió su hijo durante un ataque armado en una parroquia, acompañado de una fotografía.

    A la misa acudieron además excarcelados políticos y miembros de las opositoras Unidad Nacional Azul y Blanco, y Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

    La Alianza Cívica era la contraparte del Gobierno de Ortega en la mesa de negociación con la que se buscaba una salida a la crisis que vive el país y que el mandatario dio por concluido unilateralmente el 30 de julio pasado.

    Desde abril de 2018, Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado al menos 328 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos locales elevan la cifra a 651 y el Gobierno reconoce 200 y denuncia un supuesto intento de golpe de Estado.

    Según el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), adscrito a la CIDH, el mayor responsable de la violencia es el Gobierno de Ortega, a quien responsabilizan de cometer incluso crímenes ‘de lesa humanidad’ en medio de la crisis. EFE



    Source link