Reparto de beneficios favorecía hoy la reelección en las Águilas

0
4



Si bien el primer año de Adriano Valdez Russo al frente de las Águilas Cibaeñas ha sido una montaña rusa con una bajada prolongada, el reputado cirujano buscará este viernes ser reelegido para un segundo periodo una vez anuncie el reparto de millonarios beneficios a los accionistas del club.

Descartada la opción de Tania Hernández para convertirse en la primera mujer que preside un equipo en la Lidom, la única posible oposición viva es una plancha que presentaría a última hora la familia Sánchez (principal accionista) para sustituir una gestión acorralada por demandas desde adentro y afuera.

Juanchy Sánchez, ex comercializador del equipo y gran opositor a la continuidad de la actual directiva, trabajaba anoche en colocar las piezas para formar una opción alternativa para sustituir al profesional de la medicina que él mismo promovió en 2018.

Valdez Russo confirmó ayer a DL que el equipo cerró con números verdes a pesar de no haber superado la primera fase y que habrá un importante reparto. Pero negó que el superávit fuera de RD$50 millones y que se vaya a entregar RD$20 millones a los socios.

“Lo que me place es que las Águilas no deben agua a Coraasan, que pagamos más de 20 millones de pesos que encontramos en deudas porque cuando un equipo llega hasta la Serie del Caribe tiene que incurrir en gastos importantes en incentivos a los jugadores y que hemos invertido 12 millones en mejoras al estadio Cibao”, dijo Valdez Russo.

Entre esas inversiones destacó la sustitución de asientos que fueron afectadas por el incendio de 2014, mejoras en el alumbrado, bullpen y trabajos de remodelación del clubhouse, “que espero esté mínimo a la altura de los del estadio Quisqueya”.

Indicó que la deuda de RD$30 millones que denunció la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santiago que tiene el parque Cibao corresponde al Ministerio de Deportes, ya que en el recinto operan diferentes instituciones que nada tienen que ver con el equipo y a ellos no se les emiten facturas.

Explicó que entre febrero y septiembre la factura de agua no supera los RD$5,000 y que durante la temporada sube a RD$3,000. Igual, el pago de electricidad pasa de RD$200,000 en la temporada muerta hasta superar los RD$2 millones cuando se juega béisbol.



Source link