RESUMEN: José Abreu logra marca de equipo; Johnny Cueto y Carlos Martínez ganan duelos

0
9



HOUSTON. La jornada de las Grandes Ligas dejó al bateador designado cubano José Abreu con su jonrón número 126 de por vida, que le permite lograr marca de franquicia y convertido en el pelotero latinoamericano más destacado.

En duelos de serpentina latinoamericana, los dominicanos Johnny Cueto y Carlos Martínez fueron los grandes triunfadores ante los venezolanos Félix Hernández y Jholyus Chacín, respectivamente.

Abreu pegó de cuatro esquinas en el octavo episodio y selló el triunfo de los Medias Blancas de Chicago por 4-3 contra los Azulejos de Toronto, que vieron rota su racha de cuatro triunfos seguidos.

En la octava entrada Abreu (2) enfrentó la serpentina del relevo Ryan Tepera, a quien le desapareció la pelota por todo lo alto del jardín central, sin compañeros en el camino.

El jugador cubano de 31 años, a quien sus compañeros llaman “Oso Yogui”, que conectó cuando no había outs en el episodio, pegó una vez en cuatro oportunidades, puso en .400 su promedio de bateo y llegó a tres impulsadas en lo que va de temporada.

Para Abreu fue el jonrón número 126 de su carrera que le permite superar a Joe Crede y asegurar el lugar número 14 en la lista de mejores jonrones de los Medias Blancas.

La marca la consiguió a los cuatro años y cuatro días de haber debutado en las mayores, cuando el 31 de marzo del 2014 enfrentó a los Mellizos de Minnesota, a quienes no les conectó jonrón, sino sólo dos imparables.

El cerrador mexicano Joakim Soria (2) trabajó una entrada, ponchó a dos bateadores y se apuntó el rescate.

En la lomita Cueto superó en duelo de serpentina latinoamericana a Hernández y los Gigantes de San Francisco apalearon 10-1 a los Marineros de Seattle en juego de serie interligas.

Cueto (1-0) trabajó seis episodios, permitió ocho hits, carrera, dio dos bases y ponchó a uno.

El dominicano enfrentó a 26 bateadores con 89 disparos, 53 perfectos, y dejó en 0,60 su promedio de efectividad.

El guardabosques venezolano Gorkys Hernández (1) inició lluvia de cuadrangulares al pegar en el segundo contra su compatriota Hernández.

Otro pelotero criollo, Pablo Sandoval (1), también superó a Hernández en la quinta entrada, llevando a dos corredores por delante.

Por su parte, Martínez superó en duelo de disparos latinoamericanos a Chacín, el receptor puertorriqueño Yadier Molina mandó la pelota a la calle y los Cardenales de San Luis “blanquearon” 6-0 a los Cerveceros de Milwaukee.

Martínez (1-1) lanzó ocho entradas y un tercio, ponchó a 10 bateadores, aceptó cuatro imparables y regaló dos pasaportes.

El dominicano completó su trabajo con 114 lanzamientos, 74 perfectos, contra 32 bateadores y dejó en 2,84 su promedio.

Martínez, al inicio de la novena entrada, mantenía velocidad de 93 millas por hora en su bola rápida.

Con el tolete Molina (3), que conectó 1 de 3, pegó de cuatro esquinas en el cuarto episodio contra Chacín, que fue un bambinazo solitario.

El jardinero cubano Yoenis Céspedes conectó cuadrangular y el campocorto dominicano Amed Rosario pegó triple de dos carreras que dieron el apoyo suficiente al bullpen hermético de los Mets de Nueva York que se impusieron por 4-2 a los Filis de Filadelfia.

El bateo oportuno de Céspedes y Rosario fue el complemento perfecto al trabajo de cinco entradas de los relevistas.

Rosario fue decisivo, cuando con corredores en las esquinas y dos outs en la sexta, limpió las bases con un batazo por encima de la cabeza del jardinero derecho Nick Williams para poner fin a la actuación del relevista Drew Hutchinson (1-1) y quebrar empate 2-2.

El joven torpedero de 22 años ha comenzado la nueva temporada de manera brillante y tiene cinco carreras remolcadas en igual número de partidos lo que ha hecho que el ataque de los Mets se haya mantenido consistente.

El dominicano Hansel Robles ponchó a los tres enemigos que enfrentó en su primera aparición de la temporada.

La figura de su compatriota, el cerrador Jeurys Familia también fue protagonista al llegar al tercer rescate en lo que va de temporada en igual número de oportunidades.

El antesalista dominicano Miguel Sanó y el parador en corto venezolano Eduardo Escobar remolcaron dos carreras cada uno en la victoria de los Mellizos de Minnesota por 3-7 sobre los Piratas de Pittsburgh, que sumaron su primera derrota en la temporada.

Sanó pegó tres veces en cinco viajes a la caja de bateo y remolcó dos para sumar cinco impulsadas en la temporada, y anotó dos.

Escobar tuvo contacto dos veces con la pelota en tres viajes a la caja de bateo y remolcó dos carreras que le permitieron ponerse con cinco en lo que va de la nueva temporada.



Source link