Roberto Santana recomienda intervenir La Victoria y cambiar todo su personal por brote de COVID-19

    0
    44



    El exdirector del Nuevo Modelo Penitenciario y asesor en materia del Sistema Penitenciario para América Latina, Roberto Santana, recomendó este jueves que la cárcel La Victoria sea intervenida por las autoridades ante los casos y muertes por COVID-19 que han ocurrido en el penal.

    Dijo que el caso de esa cárcel no se resuelve con operativos, ni hacer estudios.

    Hasta el momento, cuatro reclusos han muerto por la enfermedad y otros 21 han dado positivo al nuevo coronavirus.

    “La Victoria tiene que ser intervenida, tiene que ser sustituido todo el personal porque puede estar contaminado, ser apartado, y ser colocado en cuarentena. Ese personal no puede volver a su casa durante 21 días por lo menos, y tiene que haber nuevas autoridades de salud y nuevas autoridades de seguridad y los internos seccionarlos, zonificarlos y que se respeten los protocolos y naturalmente todo el que ha dado positivo y todo el sospechoso sacarlo”, planteó.

    Indicó que cree que en esa prisión hay más casos de los reportados y que entiende que hay que actuar “para evitar que se propague el virus de forma masiva, que es lo que está a punto de suceder”.

    Recomendó que en La Victoria se debe designar una persona que se encargue de supervisar al personal, a los privados de libertad y todos los procesos para asegurar que el sistema está libre del coronovirus”.

    Dijo que para evitar la propagación de la enfermedad en las cárceles, tanto del nuevo modelo como del viejo, se debe prohibir la entrada y salida.

    Expresó que la sugerencia surgió de una reunión por videollamada que hicieron países de la región con puntualizaciones concretas para naciones, según su realidad, indica una nota de prensa.

    En el caso de República Dominicana, señaló que se hicieron 16 recomendaciones para el Nuevo Modelo Penitenciario y el sistema tradicional, del cual dijo que se recomendó que no podía salir ni entrar nadie, ni recibir visitas los privados de libertad ni el personal que labora en estos centros, tanto para el Nuevo Modelo como para el sistema tradicional, explicó, según un documento de prensa.

    “No podían salir a visitas comunitarias, ni audiencias, pero ni debía salir el personal tampoco, porque en la medida que el personal saliera podía contraer el virus, llevarlo y propagarlo a todo el personal y como se sabe, debido a que en la prisiones, como están todos juntos, el virus que entra virus que se propaga, y después que se propaga en la prisión es muy difícil que no salga a la comunidad y esto fue lo que tratamos de prever naturalmente”, expreso Santana.



    Source link