Sánchez intensifica el ataque a Abascal tras no confrontarle en el debate electoral del lunes

    0
    23


    El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha agradecido este martes a Pedro Sánchez que España vaya a organizar la Cumbre del Clima al inicio del segundo mitin de una jornada en la que el presidente en funciones y principal valedor de la cita de la ONU no ha escatimado en emisiones a la atmósfera con cuatro trayectos en avión para cubrir la enrevesada ruta Madrid-Valladolid- Badajoz-Gijón-Madrid. Sánchez ha dado tres mítines en los que ha vuelto a pedir el voto masivo y «concentrado» a favor de la única opción, el PSOE, que defiende como la única garantía de Gobierno. También ha aprovechado para ajustar cuentas con sus adversarios tras el debate de la noche anterior. Un día después, Sánchez ha sido más contundente con todos ellos que la víspera, empezando por Santiago Abascal, quizá el candidato mejor parado en el debate porque ni Pablo Casado ni Albert Rivera, pero tampoco Sánchez y solo momentáneamente Pablo Iglesias, rebatieron sus mensajes contra la inmigración o la intención de ilegalizar el PNV.A última hora, en el tercer mitin, en Gijón, la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, ha dicho directametne que Vox son «fascistas». Sánchez no ha nombrado a Abascal, pero ha intentó sacudirse las críticas por no haberle confrontarlo cuando apostó en el debate por ilegalizar el aborto o el Estado de las autonomías al señalar que «miraba al líder de la ultraderecha y me costaba verle color, porque es la España en blanco y negro que no va a volver». Acusó a Casado y Rivera de «callar y transigir» con Vox, de «falta de valentía» y de aparecer «como una derecha achantada las barbaridades de una ultraderecha agresiva.». «Que se aparten porque aquí esta el PSOE, que vamos a defender una España democrática, feminista, todo aquello que no defiende la ultraderecha y por lo que calla el PP y Cs», dijo en Badajoz. A su izquierda, Pablo Iglesias tampoco ha quedado inmune. Sánchez le ha criticado por asegurar que pactará con Casado, algo que «no es verdad». «Da igual lo que digamos que el señor Iglesias nunca va a reconocer que pactar a la verdad», ha dicho.Sánchez ha empezado el día en Valladolid, donde ha tenido que que acortar un paseo por el barrio más deprimido de la ciudad, Los Pajarillos, donde los vecinos se han encarado con el alcalde, Óscar Puente, contra el tráfico de drogas y la suciedad del barrio, que curiosamente este martes ha amanecido limpio porque venía Sánchez a visitarlo. Ya en el mitin, el presidente ha sacado pecho de su anuncio de crear un Ministerio sobre Desploblación, una idea bien acogida en Castilla y León, aunque socialistas del lugar dudaban que tenga pensado siquiera a quién pondría al frente.