¿Se imaginan tres Clásicos Madrid-Barça en trece días?

0
7

|

  • Se podrían enfrentar en semifinales de la Champions si rematan a Juve y Roma.
  • El próximo sorteo de la Champions es el viernes 13, y el Clásico liguero, el fin de semana del 6 de mayo.

El Real Madrid volvió a dar otro golpe de efecto en Turín y noqueó, con esa chilena de leyenda de Cristiano Ronaldo, a la Juve por 0-3. El Barcelona tuvo menos brillo del que se le supone, pero también consiguió un resultado extraordinario (4-1) frente su rival italiano, la Roma de Di Francesco. De ratificarse la clasificación de los dos grandes del fútbol español el próximo miércoles, se podría dar en el próximo sorteo de la Champions League, el viernes 13, un cruce ‘terrorífico’. El Sevilla, tras su derrota en casa con el Bayern de Múnich, tiene bastante más complicado que su bola entre en el bombo.

Las fechas designadas para los encuentros de ida de semifinales son el 24 o 25 de abril, y la vuelta se disputará el 1 o 2 de mayo. El Clásico liguero está señalado para cuatro días después, el 6 de mayo, por lo que podrían tener que enfrentarse hasta tres veces en solo trece días. Todo el foco estaría en la competición europea si el Barcelona mantiene la enorme distancia que gestiona en la competición liguera.

En el máximo apogeo de la rivalidad entre Guardiola y Mourinho, como técnicos de Barça y Madrid, se tuvieron que ver hasta cuatro veces de manera casi consecutiva, también coincidiendo con unas semifinales de Champions, la final de Copa del Rey y el Clásico liguero. Pep llamó a Mou “el puto amo” en rueda de prensa, el técnico portugués metió el dedo en el ojo a Tito Vilanova y la tensión resultó casi insoportable.

Aún a día de hoy, los jugadores de ambos equipos reconocen que aquellos duelos dejaron unas secuelas importantes en las relaciones futbolísticas y personales por la crudeza de la rivalidad. El Barça conquistó aquella Liga de Campeones, ganando 3-1 al Manchester United en la final, tras noquear al conjunto blanco.

Entre los aficionados al fútbol se ha abierto un interesante debate sobre si el mejor colofón a esta rivalidad y a la dicotomía Messi-Cristiano debería ser una final de Champions o si unas semifinales ya tienen suficiente emoción para dirimir el momento de ambos equipos.