web
statistics
Featured

Sectores creen tema haitiano despierta a anarquistas y podría “distraer” reclamos por corrupción

Sectores creen tema haitiano despierta a anarquistas y podría “distraer” reclamos por corrupción



SANTO DOMINGO. La situación legal de miles de inmigrantes haitianos que viven en el país ha despertado el interés de diversos sectores del país debido a denuncias de un supuesto incremento en la entrada de estos hacia territorio dominicano y ha movilizado las fuerzas de seguridad en los puestos fronterizos donde han reforzado la vigilancia.

Por otra parte, grupos nacionalistas han realizado protestas en lugares públicos en reclamo de que las autoridades procedan a repatriar a aquellos que no poseen documentación legal para residir en República Dominicana.

Para el arzobispo emérito de la Arquidiócesis de Santiago de los Caballeros, Ramón Benito de la Rosa y Carpio, no hay datos que avalen la tesis de que haya una “invasión” planificada, como aducen algunos sectores conservadores, aunque advierte que debido a la situación de miseria que se vive en Haití podría darse una incursión pacífica no planeada que tendría características distintas.

Sostiene que debido al crecimiento económico que ha mostrado República Dominicana en los últimos años se convierte en “una tentación” para inmigrantes no solo haitianos, sino también venezolanos que han incrementado su presencia el país por la crisis que atraviesa la nación suramericana.

“Siempre los pueblos tenemos que estar abiertos a la acogida de inmigrantes de manera ordenada”, expresa monseñor De la Rosa y Carpio, quien llama a las autoridades a ocuparse de que se cumplan sus leyes y que se regule el tráfico migratorio.

“Muchas veces los pueblos sacan el tema de frontera para desviar problemas”, explica el sacerdote, aunque aclara no existen indicadores que demuestren que esto es lo que ocurre en la actualidad.

Para monseñor De la Rosa y Carpio los gobiernos de ambos países deben ponerse de acuerdo y trabajar en conjunto a través de un dialogo continuo para resolver la situación humanitaria de los inmigrantes.

“Tienen que cuidarse de los anarquistas de Haití y de aquí”, alerta monseñor De la Rosa y Carpio, quien ve una mesa de negociación como el mejor escenario para dirimir las diferencias y no dar paso a quienes buscan “pescar en río revuelto”.

Mientras que para el diputado del Frente Amplio, Fidel Santana, en el país impera “un desorden migratorio fruto de la irresponsabilidad del Gobierno” que ha ignorado el tráfico de personas a través de la frontera dominico – haitiana.

Para Santana, quien es sociólogo de profesión, el Plan Nacional de Regularización fue un “vulgar fracaso” y se convirtió en un “mecanismo de extorsión” y negocios que no ha brindado la salida que se esperaba al problema migratorio.

Entiende que la teoría de la “invasión” ha tenido “un manejo mediático” que ha servido de mecanismo para distraer la atención sobre el reclamo ciudadano en contra de la corrupción y exaltar la xenofobia.

“Se está produciendo una oleada de abusos contra ciudadanos extranjeros, específicamente haitianos”, expresó en referencia a la disposición de la Alcaldía de Santiago de prohibir las actividades económicas de estos en las vías públicas si no cuentan con la documentación necesaria.

Denunció que ha tenido que acudir a destacamentos policiales debido a la detención de estudiantes haitianos que residen legalmente en el país, lo que interpreta como una violación a los derechos humanos que podría tener consecuencias a nivel internacional.

A principios del presente mes, la Dirección General de Migración dio a conocer que habían repatriado hacia distintos países a 4, 943 personas con estatus migratorio irregular durante el pasado mes de junio.

Entre las nacionalidades figuraban haitianos, rusos, estadounidenses, venezolanos, chinos, holandeses e hindúes.

Asimismo Haití, a través de su embajador en el país Idalbert Pierre – Jean, pidió esta semana respetar los derechos civiles de aquellas personas detenidas durante los operativos de las autoridades de migración y a la vez reconoció la “soberanía total” de República Dominicana para aplicar las leyes migratorias pertinentes.



Source link

Featured

More in Featured