web
statistics
Economía

Sentencia del TJUE: la banca debe informar a los 'multidivisa' del efecto sobre su hipoteca de una apreciación de la moneda

Sentencia del TJUE: la banca debe informar a los 'multidivisa' del efecto sobre su hipoteca de una apreciación de la moneda

HÉCTOR M. GARRIDO

  • Luxemburgo insta a los bancos a proporcionar “información suficiente” para que el cliente conozca el riesgo al que se expone con estos préstamos.
  • Señala que deben informar de las posibles variaciones de los tipos de cambio, así como los efectos que conllevarían en las cuotas del préstamo.
  • DOCUMENTO: Lee la sentencia de Luxemburgo [PDF].
  • El Tribunal Supremo decide este miércoles si los afectados por hipotecas multidivisa recuperarán lo pagado de más.

A la espera del dictamen del Supremo español sobre las hipotecas multidivisa, esperado para este miércoles, la Justicia europea ha vuelto ha dictaminar contra la falta de información suficiente ofrecida a los clientes bancarios en la contratación de estos productos.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha sentenciado este lunes que los bancos deben facilitar al cliente la “información suficiente para que éste pueda tomar decisiones fundadas y prudentes” en la contratación de un préstamo en divisa extranjera. Y entre esta información, la fluctuación del tipo de cambio de la moneda contratada para que el cliente conozca cómo afecta a sus pagos.

El caso que resuelve hoy la Corte de Luxemburgo se basa en los endeudamientos entre 2007 y 2008 de varios ciudadanos rumanos que se endeudaron en francos suizos con una entidad de su país. En aquel momento los tipos de interés de Suiza estaban bajos, pero cuando empezaron a subir la moneda se revalorizó y también, consecuentemente, el pago de las letras del préstamo.

Es el mismo problema que afecta a unos 70.000 españoles, según la asociación Asufin. La contratación de hipotecas multidivisa —indexadas en otras monedas, especialmente francos suizos y los yenes— se disparó en los años anteriores a la crisis económica porque entonces beneficiaba la devolución de cuotas. Pero la crisis del euro y la subida de tipos en Suiza y Japón empezó a encarecer sus préstamos.

“Conocemos casos de personas que pidieron una hipoteca de 450.000 euros para comprar un chalet, se comprometieron a devolver las cuota en yenes y cuando se disparó esta moneda el préstamo se habían encarecido hasta los 780.000 euros”, cuentan a 20minutos desde esta asociación de usuarios bancarios. La pérdida media, calculan, asciende a unos 200.000 euros por hipotecado.

Los bancos deben informar del riesgo de una apreciación de la divisa extranjera

Las reclamaciones de estas personas son las mismas que hicieron Paula Andriciuc y otros ciudadanos rumanos en el caso que hoy resuelve el TJUE. Consideran que el banco solo les informó de los beneficios de devolver las cuotas en otra moneda, pero no de los perjuicios de una revalorización de esa moneda ni de la probabilidad de que ocurriese. Se trataría, por tanto, de una “cláusula abusiva no vinculante” y de un producto “engañoso”.

Y eso es lo que la Justicia Europea ha dictaminado este miércoles al dictaminar que estas cláusulas deben redactarse “de manera clara y comprensible” y deben ser “transparentes” en el funcionamiento concreto del mecanismo para que el consumidor pueda valorar las consecuencias económicas que se
deriven de firmar este contrato .

Luxemburgo insta a los bancos a proporcionar “información suficiente” para que el cliente conozca el riesgo al que se expone al suscribir este tipo de préstamos en una moneda distinta a la suya. Por ejemplo, señala que deben informar de las posibles variaciones de los tipos de cambio, así como los efectos que conllevarían en las cuotas del préstamo.

No entra el tribunal europeo a decidir si en el caso de los ciudadanos rumanos se produjo este “desequilibrio de información entre las partes del contrato”, pero sí insta al juez rumano que les elevó la consulta a valorar si en este caso se cumplió con esa “información suficiente” o si, de lo contrario, se trata de un “cláusula abusiva” y un incumplimiento de “exigencia de buena fe” por parte de la entidad.

“Confiamos plenamente que el Tribunal Supremo amparará a todos los afectados españoles que llevan años reclamando justicia”, se ha congratulado esta mañana la presidenta de Asufin, Patricia Suárez, tras conocer la sentencia de la Justicia Europea que califica de “magnífica y providencial”.

Economía

More in Economía