Sergio García firma el peor hoyo en Augusta y Woods en discreto regreso

0
12



AUGUSTA, Georgia. El español Sergio García vivió este jueves una auténtica pesadilla al firmar el peor hoyo de la historia del Masters de Augusta mientras el estadounidense Tiger Woods volvió tres años después al torneo con un estreno discreto, lejos de los primeros de la clasificación.

El local Jordan Spieth, con 66 golpes, seis bajo el par, con un “eagle” y siete “birdies”, lideró con solvencia la primera jornada, con dos de ventaja sobre sus compatriotas Tony Finau y Matt Kuchar.

García, actual ganador de la prueba tras imponerse en 2017 en el playoff al británico Justin Rose, igualó en el decimoquinto hoyo el registro de 13 golpes de Tom Weiskopf, en 1980 (en el hoyo 12), y de Tsuneyuki Nakajima, en 1978 (en el 13).

El español selló el peor estreno de un vigente campeón al finalizar la jornada con 81 golpes, nueve por encima del par.

García tenía hasta ese momento una tarjeta de +3 pero en el 15 mandó la bola hasta en cinco ocasiones al agua, diciendo adiós al triunfo final y teniendo muy complicado superar el corte del viernes.

“No sé qué decir. Es la primera vez en mi carrera que hago un 13 sin fallar un lanzamiento. Es tan simple como eso”, subrayó cabizbajo.

“Siento que hice muchos golpes buenos y que desgraciadamente la bola no quiso detenerse. Es simplemente mala suerte pero es lo que es…”, añadió.

– Discreto pero “increíble” –

Antes, Woods había acabado la jornada con una tarjeta de 73, una por encima del par del Augusta National Golf Club, ante un público enfervorecido por volver a ver a su ídolo.

“Este campo te pondrá a prueba. No había jugado lanzamientos así desde hace mucho tiempo”, explicó el norteamericano, que tildó la experiencia como “increíble”.

Woods, ganador cuatro veces en Augusta y con 14 ‘majors’ en su palmarés, no participaba en el Masters desde 2015 después de someterse a numerosas operaciones de espalda.

El día ya empezó torcido para el ‘Tigre’, cuyo primer lanzamiento en el primer hoyo de par 4 cayó entre pinochas, arrancando al golfista una mueca.

Vestido totalmente de negro y recibido como una superestrella por los aficionados, Woods firmó tres ‘birdies’ y cuatro ‘bogeys’ en su primer torneo de Gran Slam desde el Campeonato de la PGA de 2015.

Con ese resultado, Woods se situó en el 36º lugar, a siete de Spieth.

Dos resultados entre los cinco primeros en el PGA Tour en este año han alimentado las expectativas de que Woods pueda competir por una quinta chaqueta verde.

Woods ganó el último de sus 14 títulos de Gran Slam en el Abierto de Estados Unidos de 2008 antes de que un escándalo marital y las lesiones desbarataran su intento de superar el récord de Jack Nicklaus de 18 ‘majors’.

Las cosas no fueron mejor para los españoles Jon Rahm ni José María Olazábal: el primero acabó con +2 y el segundo con +3.

La máxima esperanza de los ibéricos es ahora Rafa Cabrera Bello, de 33 años, que firmó un meritorio -3.



Source link