Sernac emitió alerta de seguridad para algunos modelos de vehículos Chevrolet, Lexus y Mazda

    0
    193

    12/06/2016 11:47:12
    Fallas informadas por los distribuidores tienen que ver con suspensión delantera, gotas de aceite que pueden provocar incendio y problemas en el airbag.


    Esta semana el Servicio Nacional del Consumidor emitió una lerta de seguridad para modelos de vehículos de tres marcas que se comercializan en el mercado nacional.

    En el caso de Mazda, se trata de los modelos Mazda2 Sport y CX-9 producidos entre los años 2013 y 2016, «debido a un defecto en la suspensión delantera, implicando un riesgo para la seguridad de los consumidores».

    La web del Sernac detalla que «existiría un apriete incorrecto en los pernos y tuercas del sistema de suspensión delantero, específicamente, en el amortiguador y muñón de suspensión. Si el muñón se separa del amortiguador, podría causar una pérdida en el control de dirección, aumentando el riesgo de colisión».

    Según lo informado por el distribuidor, no se han reportado incidentes y los consumidores afectados serán citados a la reparación deol defecto sin costo para el cliente.

    En el caso de Chevrolet se trata del modelo Impala producido entre el año 2000 y 2003, por el que General Motors reportó «un defecto en el motor, implicando un riesgo para la seguridad de los consumidores».

    El Sernac detalló que «algunos de estos vehículos tienen una condición en la que gotas de aceite de motor pueden caer en el múltiple de escape cuando se utiliza un frenado brusco. En algunos casos, si esta condición ocurre y si las gotas de aceite entran en contacto con una superficie caliente, éstas pueden ocasionar un incendio».

    El distribuidor indicó que no se han reportado incidentes y citará a los dueños de este modelo para efectuar la reparación sin costo.

    En el caso de la marca Lexus, los modelos afectados son «IS 250» y «SC 430», producidos entre 2006 y 2010, donde el riesgo es que «en caso que se cumplan todas las condiciones de activación del airbag frontal, podría suceder que las láminas propelentes del módulo del saco de aire frontal del pasajero no actúen adecuadamente y el airbag del acompañante se despliegue de una manera distinta a la programada por fábrica».

    En este sentido el Sernac detalló que «en caso de choque frontal en el que se requiera la apertura del airbag del copiloto, existe potencial riesgo de que el despliegue de la bolsa de aire sea distinto al programado por fábrica, dificultando la protección complementaria del pasajero».

    Si posee este modelo, el Sernac indicó que se debe concurrir a un distribuidor autorizado para reparar la falla.

    l 2006 – 2010