web
statistics
Noticias

Si has estado en Cádiz, Huelva o Sevilla en los últimos 28 días, no puedes donar sangre

Si has estado en Cádiz, Huelva o Sevilla en los últimos 28 días, no puedes donar sangre

ARACELI GUEDE

  • Sanidad ha adoptado la medida tras la aparición en esa parte de Andalucía de tres casos humanos de la fiebre del Nilo y de varias granjas equinas infectadas.
  • Se trata de una decisión preventiva y de carácter temporal, que previsiblemente durará hasta que finalice la época del mosquito que inocula el virus.
  • Las autoridades sanitarias afirman que no hay motivo de alarma: en casi el 80% de los casos no se presentan síntomas y en el 20% son parecidos a una gripe.
  • El Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid anima a los donantes que sean puestos en cuarentena a volver a donar cuando esta pase.
  • Los requisitos para donar sangre en España que tiene que cumplir una persona.

Cuando alguien va donar sangre es habitual que le pregunten si recientemente ha viajado al extranjero, con el fin de saber si ha podido contraer una enfermedad infecciosa. Lo que no es habitual es que la pregunta haga referencia a alguna zona de España y eso es lo que está ocurriendo desde el mes pasado: quienes hayan estado en Sevilla, Huelva o Cádiz en los últimos 28 días tendrán que esperar a que pase ese periodo de cuarentena para poder volver a ser donantes. El motivo: la fiebre del virus del Nilo.

Desde Sanidad aseguran que se trata de una recomendación del Comité Científico para la Seguridad Transfusional, órgano asesor del ministerio en esta materia, motivada tras el contagio de un hombre en Sevilla el 2 de septiembre. A mediados de agosto se había detectado un primer caso y actualmente hay registrados tres, todos en la misma provincia, según recoge el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades en su página web. A ello se suma la aparición de caballos afectados en granjas de Huelva y Cádiz.

La medida, que ha sido trasladada a las comunidades autónomas, es preventiva y de carácter temporal. La restricción se mantendrá previsiblemente hasta finales de noviembre, cuando se estima que finaliza la época del mosquito que inocula el virus.

Las autoridades sanitarias afirman que no hay motivo de alarma. Esta patología es asintomática casi en el 80% de los casos. Solo un 20% de las personas que la sufren manifiestan síntomas, con frecuencia parecidos a los de la gripe, y únicamente un número muy reducido, apenas el 1%, puede presentar algún problema de mayor envergadura, como una meningitis o una meningoencefalitis.

“No se han descrito por el momento contagios de persona a persona”, explica Luisa Barea, directora gerente del Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid. “Solo se trasmite a través de la picadura de un mosquito o de la transfusión“, continúa, de ahí que el objetivo sea que “el virus no entre de ninguna manera en la cadena transfusional”.

Los bancos de sangre examinan una serie de enfermedades infecciosas en todas las donaciones, como el VIH, las hepatitis B y C o la sífilis. “Cuando se da una infección que no se analiza y hay sospecha de que puede haber cierto riesgo, se pone en cuarentena al donante durante el periodo que se sabe que dura la incubación y un poco más, para tener un margen de seguridad”, afirma Barea. En esas situaciones, el análisis posterior solo suele estar justificado si el número de enfermos llega a ser elevado o en las zonas donde se produce el contagio. De esta forma, en las tres provincias andaluzas afectadas no se han impuesto exclusiones a la donación y las muestras extraídas son sometidas a un test específico para la fiebre del virus del Nilo.  

“El mensaje que hay que trasmitir a los donantes es que no se alarmen. Estas medidas son las habituales cada vez que aparecen casos en humanos de cualquier infección. Esto no quiere decir que se vaya a instaurar aquí el virus. En 2010 hubo un pequeño brote también en Andalucía y desde entonces hasta ahora [en España] no había vuelto a aparecer en humanos”, apunta la directora gerente del Centro de Transfusión madrileño. 

“En los centros de transfusión estamos para sacar toda la sangre que necesiten los pacientes, pero siempre con una máxima muy importante: velar por no perjudicar la salud ni del donante ni del receptor”, agrega y hace hincapié en un mensaje clave: “Animar a los donantes que sean puestos en cuarentena a volver a donar cuando esta pase”.

Noticias

More in Noticias