Siete verdades sobre el consumo de la vitamina C

    0
    141

    15/06/2016 7:52:48
    La naranja es una de las frutas que tiene un alto contenido de esta sustancia, pero no es la única. También está presente en vegetales de hojas verdes y tienes múltiples beneficios: conócelos.


    Usualmente la naranja es la fruta que por inercia asociamos a la vitamina C, la que está vinculada a la prevención del resfriado común y a pesar que mucho se habla de su beneficio, no existe total claridad de cuáles son realmente éstos. El cuerpo no la puede producir por sí solo, por lo que debemos ingerirla a través de los alimentos y es necesario que sepas que además de los cítricos, también puedes encontrarla en tomates y verduras de hoja verde, tales como la lechuga, espárragos, coliflor, pimientos y brócoli.

    Las vitaminas son sustancias indispensables para los procesos metabólicos del organismo y dentro de ellas, la C es una de las más conocidas. La nutricionista de Centros Médicos Vidaintegra, Grace Arratia, nos ayuda a despejar las dudas sobre las verdades de ésta misma:

    1- Fortalecer las defensas del organismo: favorece el reconocimiento de agentes patógenos como bacterias y virus, además de aumentar la producción de anticuerpos.

    2- Prevenir el contagio de un resfriado, o facilitar su curación: estimula las funciones de leucocitos, las células que intervienen en la defensa del organismo contra sustancias extrañas o agentes infecciosos, por lo que permite regular la respuesta inmunitaria del cuerpo.

    3- Mantener los huesos sanos y produce colágeno:
    cumple un papel importante en la síntesis de colágeno, el cual es esencial para huesos, músculos, ligamentos y tendones, ya que mejora la elasticidad de las articulaciones. También tiene un papel importante en la síntesis de colágeno, en la cicatrización de heridas, en la función inmune y en la síntesis de neurotransmisores.

    4- No es recomendable consumirla en exceso:
    su consumo excesivo, se asocia a molestias gastrointestinales, cálculos renales y excesiva absorción de hierro.

    5- Poderoso antioxidante:
    neutraliza el envejecimiento y numerosos factores externos como la radiación, el consumo de tabaco y distintas sustancias químicas que promueven la formación de radicales libres, los que dañan al cuerpo causando envejecimiento. Los compuestos antioxidantes, como la vitamina C, limitan su daño ya que los absorben.

    6- La falta de Vitamina C en el cuerpo puede generar una enfermedad llamada escorbuto: El escorbuto es una enfermedad cuyos síntomas principales son las llagas en la piel y la dificultad para sangrar en caso de sufrir heridas. En el pasado, los marineros la padecían ya que pasaban semanas en el mar sin ingerir ningún tipo de fruta o verdura fresca.

    7- La vitamina C ayuda a tener encías, dientes y vasos sanguíneos saludables: interviene en la síntesis de colágeno de las encías y del resto del organismo, necesario en la formación de la piel y los músculos. Su función es fundamental en los procesos de reparación y cicatrización de estos tejidos.