Sparky Anderson, 2B del Escogido: Bateó .178 y pifió 2 veces en 45 JJ

0
26



Sparky Anderson, es conocido en el mundo del béisbol como mánager de los Rojos de Cincinnati en 9 temporadas y de los Tigres de Detroit en 17. La carrera de manager de 26 campañas, ganó 2,194 juegos, perdió 1,834 para un promedio de .545.

2B del Escogido: En la temporada de 1956-57, se jugó el torneo “Reelección Presidente Trujillo”, donde Sparky Anderson, fue titular de la segunda base de los Leones del Escogido.

En la ofensiva, agotó 163 turnos, 26 anotadas, 39 hits, un jonrón, 15 remolcadas y promedio de .178. En la defensa, jugó en 45 partidos, realizó 124 outs, 149 asistencias, accionó en 46 doble matanzas, cometió dos pifias y su porcentaje de fildeo fue de .993.

Anderson, el 24 de noviembre de 1956 alcanzó las 100 oportunidades sin cometer errores, al realizar tres jugadas en el choque en que su equipo derrotó 6-0 a las Águilas. El intermedista escarlata comenzó ese partido con 53 asistencias y 44 outs realizados.

Mánager: Su carrera como mánager está tachonada de grandes proezas y en 1984, al ganar con los Tigres de Detroit la Serie Mundial, se convirtió en el primer piloto en ser campeón en ambas ligas. En la década de los 70 había logrado ser campeón, conduciendo la “Gran Maquinaria Roja”, de los Rojos de Cincinnatti en 1975 y 1976.

Anderson también fue el primer capataz en alcanzar más de 100 victorias en una temporada con dos equipos diferentes, y fue nombrado Mánager del Año en dos ocasiones.

Sparky fue un gurú de este pasatiempo, y acuñó esta sentencia: “Los bigleaguers tienen dos cosas que hacer: Jugar para ganar y mantener la boca callada.”

En las Menores: Anderson pasó seis años jugando en las ligas menores antes de ser llamado a las mayores para jugar la segunda base para los Filis de Filadelfia en 1959. Regresó a las ligas menores al año siguiente, donde jugó otras cuatro temporadas. Al darse cuenta de que sus oportunidades para regresar a las Grandes Ligas eran limitadas, comenzó a explorar la carrera como manager. Entre 1964 y 1968 dirigió cinco clubes diferentes de ligas menores. En 1969 regresó a las ligas mayores como entrenador de los Padres de San Diego.

Anderson fue nombrado manager de los Rojos de Cincinnati en 1970 y condujo al equipo al título de la Liga Nacional en su primera temporada. En sus nueve años con los Rojos, sus equipos ganaron cinco banderines de la Liga Nacional y dos campeonatos de la Serie Mundial (1975 y 1976).



Source link