Sudor nocturno: ¿qué enfermedades pueden provocarlo?

0
63



¿Alguna vez te has despertado con las sábanas o el pijama empapado de sudor? La sudoración nocturna puede estar originada por múltiples causas y, aunque no siempre es motivo de preocupación, puede indicar la presencia de una enfermedad subyacente. En ocasiones se produce al dormir con demasiada ropa de abrigo, a temperaturas elevadas o en situaciones que generan estrés o ansiedad.

Por ello, es esencial comprobar en qué momento surgen los sudores y si están acompañados de otros síntomas como fiebre, pérdida de peso, dolor en alguna zona del cuerpo o diarrea, entre otros.

Cabe destacar que la sudoración «es un proceso biológico en el que las glándulas sudoríparas expulsan líquido a través de los poros como un medio de refrigeración corporal. Es lo que conocemos como transpiración y sucede durante el día y la noche», indican desde el Instituto Europeo del Sueño.

No obstante, si los sudores se vuelven excesivos u ocurren de forma habitual es posible que estén relacionados con otra patología. Debemos prestar especial atención a estos episodios. La hiperhidrosis «se manifiesta con una profusa sudoración, también en ambientes fríos, en la palma de las manos, los pies, las axilas y hasta en la frente y los brazos», añaden. Las causas asociadas a esta enfermedad sí pueden ser preocupantes.

La hiperhidrosis durante la noche se debe a la regulación de la temperatura corporal, «pero también a alteraciones en el sistema endocrino, enfermedades cardiorespiratorias, metabólicas y hasta ciertos tipos de tumores», subrayan desde el Instituto. Por tanto, detrás de esta enfermedad «puede haber infecciones, menopausia o síndrome premenstrual, diabetes, cáncer, apnea del sueño o uso de medicamentos que provocan una sudoración fuera de lo normal».

Según Mayo Clinic, la ingesta de determinados medicamentos puede provocar sudoración nocturna. Los fármacos que pueden originar este efecto secundario pueden ser los antidepresivos, los destinados al tratamiento de la diabetes o los utilizados para el bloqueo hormonal en el tratamiento de determinados tipos de cáncer.

Por otra parte, las patologías asociadas que pueden provocar este problema comprenden las siguientes:

En el caso de padecer sudoraciones nocturnas que ocurren sistemáticamente e interrumpen el sueño es necesario acudir al médico, sobre todo si están acompañadas de otros síntomas. Puede que exista una enfermedad que origine este problema y que deba ser tratada.



Source link