web
statistics
Deportes

Todo sigue igual: empate entre Barça y Atlético

Todo sigue igual: empate entre Barça y Atlético

R. RIOJA

  • Los azulgrana fueron superiores en la primera mitad, donde marcó Rakitic.
  • Tras el descanso, reaccionó el Atlético y Correa puso el empate definitivo (1-1).
  • La peor noticia para el Barça, la lesión de Messi, se tuvo que retirar en el 59′.
  • Ninguno de los dos equipos aprovechó el tropiezo del Real Madrid.

El choque entre dos de los candidatos al título de liga acabó con empate en un partido que tuvo dos mitades, la primera dominada por el Barça y la segunda por el Atlético y que acabó en un empate (1-1) que, tras los goles de Rakitic y Correa, deja algo más satisfechos a los colchoneros.

En la primera parte se vio a un Atleti timorato, sin el atrevimiento que había mostrado en otras visitas al Camp Nou. Decidió no presionar arriba y tratar de cortocircuitar a su rival con una férrea defensa, lo que funcionó solo en parte.

El Barça dominaba, estaba cómodo, pero apenas dispuso de ocasiones. Apenas un disparo lejano de Messi y otro de Iniesta a los que ambos respondió sin dificultades Oblak fue el escaso bagaje culé en la primera media hora. El equipo rojiblanco, si bien era una sólida roca atrás, arriba solo una buena combinación finalizada por Filipe Luis llevó el miedo a las gradas.

En el último cuarto hora de la primera mitad, subió el ritmo el conjunto de Luis Enrique, y el Atlético empezó a pasar apuros reales. Avisó primero Neymar con un disparo que se perdió cerca del palo y luego Messi  con una buena jugada que solventó la zaga colchonera hasta que tras un córner, un gran centro de Iniesta lo remató de cabeza Rakitic, que sorprendió llegando desde atrás.

El Atlético salió con otro espíritu tras el descanso, sabedor de que mucho debía cambiar si quería sacar algo de su visita al Camp Nou. Y en apenas cinco minutos, dejó claras sus intenciones. Un disparo seco de Carrasco, una jugada por su banda de Filipe Luis y un chut desviado de Griezmann fueron el aviso de que un nuevo partido había llegado.

En el Barça, además, se acumulaban las malas noticias. Busquets, el jugador que peor recambio parece tener en la plantilla culé, se marchó lesionado a los 51 minutos, y en el 59 era Messi el que dejaba el campo con molestias.

Simeone quemó las naves y metió en el campo a Torres y Correa, y le funcionó… en la siguiente jugada. El madrileño fabricó la jugada y el argentino, que sentó a Mascherano, batió a Ter Stegen con un ajustado disparo que puso el empate.

El choque entró entonces en una fase de indefinición, con un Barça que quería pero parecía no saber ya cómo y un Atlético que parecía dudar entre lanzarse a por la victoria o guardar un resultado de lo más valioso.

En los minutos finales, fue el Barça el que apretó más. La tuvo Neymar con un disparo con la zurda, y también Jordi Alba, pero poco peligro más fue capaz de crear el Barça, que vio como a poco del final un cabezazo de Godín hizo lucirse a Ter Stegen.

Los de Luis Enrique se tuvieron que conformar con un empate que no le permite aprovechar el tropiezo del Real Madrid, mientras que para el Atlético, pese a sumar su tercer empate liguero en cinco partidos, el resultado le deja buen sabor de boca.

Deportes

More in Deportes