Último encierro de Sanfermines peligroso con un mozo colgado de un pitón decenas de metros

    0
    1

    EUROPA PRESS

    • No ha habido heridos por asta, pero sí seis trasladados.
    • FOTOGALERÍA: Las mejores imágenes de San Fermín 2018.

    Seis toros de la ganadería sevillana de Miura han protagonizado este sábado el encierro más rápido de los Sanfermines de 2018, una carrera que ha sido peligrosa, especialmente en la zona de telefónica y la bajada al callejón, donde un miura ha arrastrado durante varias decenas de metros a un mozo cuyo pañuelo ha quedado colgando por el pitón.

    Se han vivido momentos de angustia con el mozo arrastrado por el toro mientras intentaba desanudarse el pañuelo, hasta que finalmente ha caído al suelo en el callejón de entrada a la plaza de toros. Según las primeras informaciones, no se han producido heridos por asta, pero sí seis traslados.

    Los toros de Miura han salido de los corrales de Santo Domingo a las ocho de la mañana y han protagonizado una carrera de 2 minutos y 12 segundos, la más veloz de las ocho de los Sanfermines de 2018.

    Un cabestro ha salido en cabeza de los corrales guiando a la manada. El ritmo era muy fuerte y se han producido algunas caídas, aunque la carrera ha llegado sin mayores incidencias hasta la curva de Mercaderes. Allí, los astados han chocado contra el vallado y han enfilado la calle Estafeta con cinco toros y un cabestro delante, mientras que el sexto toro ha quedado algo rezagado.

    En este tramo, se han visto bonitas carreras delante de las astas de los toros, aunque algunos mozos se han visto atropellados por la velocidad que llevaban los astados.

    En la zona de Telefónica y la bajada al callejón se han visto los momentos de mayor peligro. Los toros han ido hacia la derecha del vallado y uno de ellos ha resbalado y tras él otros dos miura, chocando contra varios mozos.

    En ese momento, uno de los astados ha enganchado con el pitón por el pañuelo a un mozo y lo ha arrastrado desde la zona del vallado hasta el centro de la bajada al callejón. El toro ha seguido su camino hacia la plaza arrastrando al corredor por el pañuelo, mientras este intentaba soltárselo sin conseguirlo, hasta que finalmente, dentro del callejón, ha caído al suelo.

    Primero han entrado en los chiqueros dos toros y tras ellos han ido entrando el resto de astados, hasta cerrar la carrera en 2 minutos y 12 segundos. Los toros serán lidiados por los diestros Rafaelillo, Rubén Pinar y Pepe Moral.