web
statistics
Noticias

Un boicot sin sentido y resentido a Trueba

Un boicot sin sentido y resentido a Trueba

ISRA ÁLVAREZ. PERIODISTA

Fernando Trueba, el cineasta, es esclavo estos días de sus palabras. En concreto, de las que dijo al recibir el Premio Nacional de Cinematografía. Queriendo declararse quizá ciudadano del mundo, renegando de un país que no siente que apoye la cultura (y viniéndose un poco arriba, también es verdad) dijo: “Nunca me he sentido español, ni cinco minutos” y  “siempre he pensado que en caso de guerra, yo iría siempre con el enemigo”. Todo esto fue hace más de un año. En un momento en el que la ironía y el humor negro están perseguidos y encuentran los cepos de la susceptibilidad en cualquier esquina, eso no sentó bien.

El propio Trueba ha matizado que solo quería bromear, salirse de lo políticamente correcto. Reconozcamos que decir eso delante de un ministro del PPes intrínsecamente meritorio, aun cuando no se esté de acuerdo con el fondo. La cara de circunstancias de Méndez de Vigo mereció la pena. Ahora, algunos internautas, de esos a los que Twitter les ha ahorrado más de una úlcera por frustración contenida, han pedido hacer boicot a la última película del director, La Reina de España, en protesta por esas palabras. Es un boicot sin sentido y resentido. ¡Castiguemos a Trueba por no sentirse español!, parece clamar la iniciativa. A estas alturas hay quien no es capaz de distinguir entre el artista y su obra.

Les contaré algo por lo que quizá dejen de invitarme a las fiestas de postín de Hollywood (correré el riesgo):Penélope Cruz no me acaba de caer bien. Pero he visto La Reina de España y está impecable. Logró que dejara de verla a ella y que solo viera a Macarena Granada, su personaje. Sigamos haciendo amigos:Joaquín Sabina nunca ha entrado en la lista de personas a las que invitaría a comer a casa, y sin embargo, coloca muchas canciones en mis 40 principales. Me da igual lo que piense o deje de pensar el artista. Salvando las distancias, nadie le daría martillazos al David porque Miguel Ángel fuera un antipático.

Creo que La Reina de España no ha pinchado en taquilla por este boicot. Quizá por marketing, falta de inversión publicitaria, mal momento… o porque el cine español, lejos de taquillazos facilones, está mal mirado a priori, a posteriori y a cualquier ‘ori’. Lástima: la película es buena.

Noticias

More in Noticias