web
statistics
Noticias

Un grupo de espectadores interrumpen la zarzuela de Paco León '¡Cómo está Madriz!'

Un grupo de espectadores interrumpen la zarzuela de Paco León '¡Cómo está Madriz!'

EFE

  • Una docena de personas intentó reventar la función insultando a los actores.
  • Paco León pidió a los alborotadores desde el escenario que abandonaran la sala.
  • El exministro Gallardón abandonó la función durante la representación el día que acudió a verla.
  • Las funciones concluyen el próximo domingo.

Miguel del Arco estrenó el 20 de mayo en la Zarzuela ¡Cómo está Madriz!, un musical con Paco León como “pegamento” que, desde entonces, provoca que “unos 50” espectadores, de los mil que lo llenan cada día, reclamen. Hasta anoche, cuando, además, unos “energúmenos” reventaron la función.

“Acepto la disensión, la discrepancia y, no hace falta decirlo, la libertad de expresión, pero lo de anoche fue otra cosa: una falta de respeto absoluta a los usos democráticos”, ha asegurado este jueves Del Arco.

La obra, que fusiona dos zarzuelas y que hace crítica social y política muy relacionada con la actualidad española, incluye, por ejemplo, la jota de Los Ratas a la vez que se proyectan fotografías de Luis Bárcenas o Miguel Bernad.

Del Arco estaba fuera de Madrid pero la compañía le ha contado que en un momento en el que escenario no ocurría nada con “excesiva controversia”, un grupo de doce que ocupaba la misma fila en el patio de butacas empezó a gritar y a insultar a los actores “con el propósito claro de reventar la función y que se parara”.

Otro sector del público afeó entonces a los alborotadores su comportamiento, pero “lejos de calmarse, se crecieron y, entonces, Paco León desde el escenario explicó que así no podían continuar y les pidió que se marchasen”.

Los discrepantes se fueron no sin antes “pegarse unos cuantos agarrones entre ellos”. Tras un par de minutos de “recolocación”, la función pudo seguir y terminó “en un delirio” de baile y aplausos.

Carmena, en la sala

El director cree que lo que sucedió no tiene “nada que ver” con que entre los espectadores estuviera la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. “Requeriría una planificación que no veo posible”, ha dicho.

“Entiendo que a alguien no le guste, que no sea lo que se esperaba, pero cuando eso sucede uno se levanta y se va, abuchea al final o plantea una reclamación, pero eso de pretender que porque a uno no le gusta algo debe dejar de representarse inmediatamente es inaceptable”, recalca.

Desde la primera semana ha habido en torno a cincuenta reclamaciones y son varios los espectadores que se han levantado y se han ido, como el exministro del PP Alberto Ruiz-Gallardón, “que se fue dando un sonoro portazo en su palco y diciendo que no volvería nunca al Teatro de la Zarzuela”.

“Me parece de una gran ignorancia pensar que lo que ellos creen que es el género de la zarzuela es el género en sí mismo”, replica.

¡Cómo está Madriz!, recuerda, es una fusión en lo musical de La Gran VíaEl año pasado por agua y en lo escénico “una declaración de amor” a la capital, en la que “hay para todos, no se libra nadie: palos para la derecha y para la izquierda”.

¿Y si vuelven a reventar la función? “No haremos nada porque para chulapos, nosotros, y no van a poder con nosotros cuatro energúmenos”, se ríe. Lo cierto es que no queda una sola entrada para las funciones que restan de la obra, en cartel hasta el próximo domingo.

Noticias

More in Noticias