Un responsable del fútbol ruso apoya a sus ultras: "Defienden el honor de su país"

0
153

R. D.

  • Igor Lebedev defiende a los ultras rusos tras los incidentes que provocaron en Marsella.
  • Lebedev forma parte del Comité Ejecutivo de la Federación Rusa de Fútbol.
  • «Debemos defender a nuestros aficionados y solucionar el problema cuando lleguen a casa», dice.

Un responsable del organismo rector del fútbol ruso, Igor Lebedev, ha expresado su apoyo a los ultras rusos tras la batalla campal que protagonizaron en Marsella contra hooligans ingleses. En su cuenta de Twitter, Lebedev les ha animado a «defender el honor» de su país.

«No veo nada malo en que los aficionados luchen. Todo lo contrario, bien hecho muchachos, ¡sigan así!», fue uno de los tuits que publicó en su cuenta. En otro de sus mensajes critica la actitud de los políticos con los ultras: «No entiendo a los políticos y a los funcionarios que están criticando a nuestros aficionados. Debemos defenderlos y solucionar el problema cuando lleguen a casa».

Lebedev, que forma parte del Comité Ejecutivo de la Federación Rusa de Fútbol, también ha acusado a las autoridades francesas de los incidentes ocurridos en Marsella: «Lo que ocurrió en Marsella y en otras ciudades francesas no es culpa de los aficionados, sino de la incapacidad de la Policía para organizar este tipo de eventos correctamente «.

No es la primera vez que Lebedev expresa su apoyo a los ultras rusos en la Eurocopa. En declaraciones al portal ruso de noticias life.ru, ya dejó claro su punto de vista: «En 9 de cada 10 casos, los aficionados al fútbol van a los partidos a pelear y eso es normal. Los muchachos defendieron el honor de su país y no dejaron que los aficionados ingleses profanaran nuestra patria. Debemos perdonar y comprender a nuestros fans «.

En ese mismo portal, Lebedev acusó a los hooligans ingleses de haber iniciado las provocaciones: «Nuestros aficionados están lejos de ser los peores. Si no hubiera habido provocación de los aficionados ingleses, es poco probable que nuestros fans se metieran en peleas en las gradas».