web
statistics
Noticias

Una escritora consigue reunir en Twitter millones de denuncias de víctimas de acoso sexual

Una escritora consigue reunir en Twitter millones de denuncias de víctimas de acoso sexual

A. L

  • La escritora Kelly Oxford inició la cadena #Notok con su propia experiencia: “un viejo en un bus me toca y me sonríe; tengo 12 años”.
  • Le inspiró oír al republicano Donald Trump decir que por su fama las mujeres le permitían todo tipo de tocamientos.
  • Varias mujeres denuncian al candidato republicano por acoso sexual.

“Un amigo de la familia entró en mi habitación en el medio de la noche y me tocó. Yo tenía ocho años. Él, treintaitantos”. Este tuit es, hasta ahora, el último de una lista de varios millones de mensajes que recopila la cuenta Twitter de la escritora neoyorkina Kelly Oxford desde que el pasado sábado pidiera a las mujeres que denunciaran casos de abusos, movida por la grabación en la que el candidato republicano a la presidencia de EE UU, Donald Trump, confesaba que gracias a su fama las mujeres le permitían todo, hasta tocar sus partes más íntimas.

La escritora quiso empezar esta singular cadena, con el hashtag #notok (no está bien, en inglés), con su propia experiencia y compartió con sus 750.000 seguidores, el siguiente mensaje: “Mujeres, tuiteen sus primeras agresiones. No son solo estadísticas. Comienzo por mí misma: un viejo en un bus me toca y me sonríe; tengo 12 años“.

Los mensajes que han llegado a la cuenta de la escritora recogen testimonios de abusos e incluso violaciones. Las víctimas son de todos los continenentes y los agresores también. Se recogen testimonios de compañeros de Universidad, familiares, jefes y desconocidos. Casi una semana después de iniciada la cadena, todavía siguen llegando mensajes, aunque a un ritmo menor.

En España, también se han llevado a cabo iniciativas de protesta contra el acoso a las mujeres en las calles. Un grupo de vecinas de Madrid abrió un blog para difundir su campaña #Nomellamonena de denuncia contra el acoso a las mujeres en la ciudad. La protesta consistió en una serie fotográfica protagonizada por ellas mismas en la que posan sosteniendo carteles con mensajes impresos contra el acoso. La iniciativa fue copiada en otras capitales de provincia.

La campaña de #notok intenta que en la sociedad cale la idea de que estas actitudes sean consideradas agresiones. Y que la culpa no recaiga en las víctimas. Este cambio ha sido constatado por las mujeres que ahora alzan la voz contra Trump y que en su día, cuando fueron molestadas por el magnate, no denunciaron por vergüenza y por miedo.

Noticias

More in Noticias