Valverde pierde contra sí mismo: 7 puntos menos que la Liga pasada

0
4

SPORTYOU

  • Messi no es suficiente y el Barcelona empata en Mestalla ante un sólido Valencia.
  • Luis Suárez, como Benzema: su falta de gol alimenta el debate.

Los últimos resultados del Real Madrid han provocado un aluvión de comparaciones entre Julen Lopetegui y Rafa Benítez, destituido a mediados de la temporada 2015/16. Tras la jornada 8, el equipo blanco suma 4 puntos menos que entonces, y 3 menos que el del año pasado, con Zinedine Zidane.

Sin embargo, si hay un técnico que pierde en la comparación con ejercicios precedentes, ese es Ernesto Valverde. En este caso, sus números palidecen frente a los logrados por él mismo: hace un año, a estas alturas, el FC Barcelona lideraba la Liga con 7 puntos más.

Ningún número avala a este Barça en La Liga respecto a la pasada: ha marcado 5 goles menos y ha encajado 6 más. Ya ha cedido tres empates (dos de ellos en casa) y una derrota, en campo del Leganés. El curso anterior, el Barça no perdió hasta la jornada 37, en campo del Levante UD (5-4), varias jornadas después de proclamarse campeón.

Cambios en la pizarra

“El fútbol no son matemáticas”, se defiende el ‘Txingurri’ cuando le preguntan por la racha. “Al final, somos el mismo equipo, no hay tanto cambio. A veces tienes un error puntual y luego tienes que remontar un partido, pero nuestra respuesta siempre es la misma: la de salir a dominar e imponer nuestro juego”.

En la pizarra, el técnico no ha dado aún con la tecla. Ha probado con varios dibujos, primero aprovechando la efervescencia de Dembélé en los primeros partidos y ahora con él en el banquillo, Coutinho en una posición más adelantada y Arthur dando mayor solidez al centro del campo. Algo que funcionó muy bien en Londres ante el Tottenham Hotspur pero sólo a medias este domingo en Mestalla.

Con crédito… hasta cierto punto

Valverde tiene todo el crédito que concede haber conquistado un doblete en su primera temporada en el banquillo del Camp Nou, y toda la erosión que implica su cargo. La dolorosa eliminación de la Champions en Roma minó la confianza de parte de la directiva, al punto de que sólo unas horas antes de la última final de la Copa del Rey, contra el Sevilla, desde el club se llegó a filtrar que podía ser despedido en caso de no conseguir el título.

La Champions, precisamente, es el principal aval del Barça por lo visto hasta ahora. Dos partidos y dos victorias convincentes con sendos recitales de Lionel Messi, el hombre en cuyas espaldas reposan el equipo y el club. El otro punto a favor del técnico es la mala racha del Real Madrid, que amortigua las críticas en Barcelona… pese a ser el Barça quien más ha bajado sus prestaciones respecto a la Liga anterior.