Vinícius, activo, generoso y goleador ante el Melilla

0
1

MARÍA CARBAJO

  • El Madrid no tiene piedad ante el Melilla: media docena y a octavos de final.
  • Isco y Asensio responden a Solari.

Vinícius Jr. volvió a ser titular con el primer equipo del Real Madrid con motivo de los descansos de los pesos pesados en el partido de vuelta de dieciseisavos de final de la Copa del Rey que enfrentó al Real Madrid con el Melilla.

El joven brasileño jugó como acostumbra en cada oportunidad que tiene de salir a la palestra: muy activo, a veces demasiado ansioso. Trató de buscar en todo momento el gol, para él o sus compañeros, e hizo gala de su energía en el área rival.

Vinícius no para. Su obsesión es aportar a toda costa y a veces peca de ese nerviosismo que le lleva a no ver más allá del gol. Durante el encuentro en varios momentos falló en la finalización de las jugadas y no siempre tomó las mejores decisiones, pero en ningún momento se le puede acusar de falta de actitud. El segundo gol de Asensio fue un regalo del brasileño, que pocas veces es individualista. Se adentró por la izquierda, su costado fetiche, y se la sirvió al mismo punto de penalti.

El tanto del balear, regalo del brasileño, llegaba poco después de que Vinícius fallara una ocasión clara. Luces y sombras.

En la segunda parte continuó con su afán de demostrar que está en el Madrid por una razón y no cesó en sus intentos de lograr su gol, que finalmente llegó. Y fue de la manera más metafórica posible: falló el primer tiro, pero no así el segundo tras el rechace de portero. Nunca se rinde.