Woody Allen, en 'El hormiguero': "Pensaba que en el mundo había un número limitado de tontos"

    0
    1771

    Pablo Motos volvió a entrevistar a un personaje de Hollywood en el programa, pero no pudo acudir al plató de El hormiguero, y como ya hicieron la semana pasada con Fernando Alonso, el valenciano charló con Woody Allen a través de videollamada.

    El neoyorkino presentó su nueva película, Rifkin’s Festival, que se estrena este viernes en cines y que trata sobre una pareja que acude al Festival de Cine San Sebastián, ciudad donde se proyectó por primera vez y a la que tampoco pudo acudir el director por la dificultad de viajar por el coronavirus.

    Por ese motivo, el presentador quiso comenzar la entrevista preguntándole a Allen su opinión sobre la pandemia: «¿Cómo estás llevando lo del virus en Nueva York?». El invitado le contestó que «es como una maldición terrible en todo el mundo y también a título individual porque llevamos confinados en casa meses».

    «Es una cosa espantosa y no va a cambiar hasta que no tengamos la vacuna y la gente se vuelva a sentir segura para salir e ir al cine, al teatro, a los restaurantes…», comentó el director. «Me ha sorprendido cuanta gente del mundo ha hecho tanto el tonto», afirmó.

    Y añadió que «la pandemia podría haber sido mucho más leve y corta si todo el mundo se hubiera comportado bien. Pensaba que en el mundo había un número limitado de tontos, pero no me había dado cuenta de que, en realidad, había tantos».

    «Y además están en puestos de liderazgo, cargos intermedios, en trabajos normales, gente normal y corriente que lo han hecho todos fatal y han prolongado la difusión del virus y han empeorado mucho la cosa», destacó Allen.

    El neoyorkino también señaló que «siempre habría sido horrorosa, pero podía haber sido menos malo de lo que ha sido. Ahora queda aguantar, sufrirlo y, cuando se acabe, estoy seguro de que la vida, entonces volverá a la normalidad«.